¿dudas? ventas@houseofweed.cl

Estamos acostumbrados a que en la cultura cannábica se promuevan los caños gigantes, y fumar hasta quedar casi aturdido. Y no es que esté mal hacerlo de vez en cuando. Cada uno es libre y no juzgamos.

Sin embargo, creemos que hay otra forma de consumir que puede ser más beneficiosa, y es el uso de microdosis.

Fumar más de lo necesario, además de ser poco eficiente y potencialmente dañino (inhalar humo nunca es bueno). Aumenta nuestros niveles de tolerancia y por ende debemos usar cada vez más Cannabis para sentirnos elevados.

Tenemos la libertad de consumir cualquier sustancia, pero también una responsabilidad asociada de educarnos sobre cómo llevar un consumo menos dañino para nuestra salud.

Las microdosis nos ayudan en este objetivo.

Tabla de contenido: 


¿Qué son las microdosis de Cannabis?

Una microdosis es una pequeña cantidad de hierba con la cual se pueda obtener el efecto deseado, sin malos viajes. 

La idea de la microdosis no es nada nueva, y de hecho, tiene origen en la medicina. De un medicamento se administra siempre la dosis mínima eficaz. 

No queremos confundirlos, el uso de microdosis no es exclusivo para usuarios medicinales, todos los usuarios nos podemos beneficiar con este método de consumo.

Pequeñas cantidades de Cannabis provocan los efectos positivos que muchos buscamos en la planta (buen ánimo, relajación, etc), pero altas dosis pueden causar el efecto contrario u otros efectos no deseados como ansiedad y paranoia. 

Podemos hacer una analogía con con otras sustancias, como el alcohol por ejemplo.

Si bebes un par de cervezas puedes "entrar en ambiente", estar más conversador y de buen ánimo, pero si te emborrachas puedes terminar vomitando, perdiendo la conciencia o con un coma etílico que puede provocar la muerte (insuficiencia respiratoria).

Al consumir habitualmente grandes cantidades de marihuana ocurren dos cosas: Generas tolerancia, y se bloquean los receptores de cannabinoides.

Por tanto, necesitamos mayores cantidades para obtener el efecto que andamos buscando. 

Investigaciones sobre el uso de microdosis

  • En un estudio publicado en el Journal of Pain, sobre el uso de Nabiximol (el sativex en EEUU) en pacientes con cáncer, se encontró que el alivio del dolor era mejor cuando se usaban dosis bajas o medias. Mientras que con dosis más altas no había mayor alivio, y sí se presentaban más frecuentemente efectos secundarios.
  • En otro estudio se investigó el efecto en reos con estrés postraumático de una cárcel. Se les administraban bajas dosis (4 mg) de Nabilona, un cannabinoide sintético, y se observó una mejora en el tratamiento de los síntomas.
  • También se ha investigado el uso de microdosis en sujetos sanos. Por ejemplo, una investigación evaluó el efecto psicológico de consumir 7,5 mg de THC versus 12,5 mg. A menos dosis, se reducía el estrés, mientras que con la más alta se provocaba el efecto contrario.

¿Cuánto es una microdosis?

La cantidad de una microdosis no es universal, varía enormemente entre personas. Factores genéticos, el consumo previo, el peso corporal y el metabolismo del individuo influirán en esto.

Una microdosis suele ser 2,5 a 10 mg de THC al fumar.

Pero esto varía también según el método consumo. Por ejemplo, cuando se usa Cannabis en comida, la dosis de partida suele ser 10 mg, pero hay personas que no sienten nada hasta los 20 mg.

Para saber cuántos serían estos miligramos en gramos, considera que un caño/pito promedio contiene unos 0.4 g (entre 20-35 mg.)

Habitualmente los bancos de semillas nos dan un porcentaje de THC aproximado de la planta, este no será exacto pero nos sirve como guía. Si es una cepa de  18% de THC, quiere decir que de cada 1000 mg de hierba (1 g), habrán 180 mg de THC. Por lo que en un caño habría 72 mg.

Sin embargo, al fumar NO estamos absorbiendo todo el THC. Una buena parte del THC y de Cannabinoides se pierden en el proceso de combustión. De hecho, algunos dicen que se pueden perder hasta el 80% de los cannabinoides con este método de consumo. 

¿Qué métodos de consumo son más adecuados para la microdosis?

No todos los métodos de consumo nos permiten dosificar bien la hierba, así que vamos a comparar los métodos más comunes de consumo y cómo podríamos hacerlo.

Fumar:

Fumar cannabis sigue siendo el método más común de consumo. Sin embargo, en un caño es difícil controlar la cantidad que se inhala realmente y podemos terminar usando más de lo que teníamos pensando.

alt='' microdosis 'consumo responsable cannabis marihuana ''

Si quieres fumar, una mejor opción sería usar una pipa, ya que nos permite calcular mejor la cantidad que estamos utilizando.

Vaporizadores:

Vaporizar es otro método óptimo para dosificar. Al igual que las pipas, en los vapos es más fácil medir la cantidad de Marihuana que estamos consumiendo, ya que la cámara de carga siempre tendrá la misma medida.

Comer:

En los países donde el Cannabis es legal, en el etiquetado de la comida cannábica que se vende, debe aparece la cantidad exacta de THC que contiene el comestible, si se usara esto este método se podría dosificar muy fácilmente. 

Lamentablemente, en Latinoamérica esto todavía no ha llegado y realmente no se sabe cuánto estamos consumiendo en cada pastelito o chocolate cannábico que probamos. Es muy fácil pasarnos, y además, tarda mucho en hacer efecto, por lo que en este caso, sería el método menos recomendado para probar con microdosis.

Aceites sublinguales de Cannabis:

Es el método más usado por los usuarios medicinales, y claramente el más fácil de dosificar. El aceite se suele guardar en una jeringa, por lo que podemos saber exactamente cuánto estamos usando en cada ocasión.

¿Como encontrar tu microdosis?

Si quieres probar los beneficios de las microdosis, lo ideal es partir equilibrando el sistema endocannabinoide y para eso necesitamos hacer un parón en el consumo.

Hay un protocolo llamado ''Sensitization Six Day Protocol'' realizado por el Dr. Sulak, especialista en cannabis medicinal. 

En él, da una serie de recomendaciones y pasos que hay que hacer por 6 días para tener más claridad de cuál sería nuestra microdosis.

Partimos por un periodo de la abstinencia por 48 horas.

Al tercer día, das una calada a la pipa o inhalas con el vapo durante 1 a 3 segundos. Paras de inhalar y esperas 5 minutos a ver si sientes algún mínimo efecto.

En esos minutos toma conciencia de tu cuerpo: ¿cómo te sientes?¿hay alguna sensación en tu cuerpo?¿algún cambio en el estado de ánimo?¿qué notas?

Si la respuesta es que sí, aunque sea lo más mínimo, no sigas usando Cannabis durante ese día. Si no sientes nada, repite el proceso otra vez hasta que sientas algo.

No busques estar high, sino notar algún cambio en tu organismo.

Los siguientes 3 días repite este proceso. Esto ayudará a que los receptores cannabinoides se activen y aumente nuestra sensibilidad a las flores.

El sexto día vuelve a a repetir el proceso (calada-espera 5 min) pero en vez de parar cuando sientas algún efecto mínimo, deja de usar cuando sientas el efecto deseado

La cantidad que hayas usado en el sexto día, será tu microdosis.

Cambiar el chip en la cultura cannábica

Uno de nuestros objetivos con el contenido que producimos es mostrar que el Cannabis no es una droga dañina per se, y que por el contrario podría ser parte de un estilo de vida saludable si se utiliza en forma correcta y responsable.

Durante mucho tiempo, en se ha llevado como slogan ''que mientras más hierba se utilice y más potente es mucho más se disfruta'', pero esto no es cierto.

Cuando usamos altas dosis de forma frecuente perdemos sensibilidad, y por ende, el efecto es menor. Además hay más probabilidad de que sintamos los efectos negativos del cannabis (ansiedad, nauseas, quedar muy pegado, o incapaz de concentrarse).

No nos dejemos llevar por el marketing de ''la hierba con más THC'' y veamos que la planta es un todo, que hay otros compuestos interesantes como los terpenos u otros cannabinoides, y que también podemos disfrutar.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. 

Un abrazo,

 




2 Respuestas

William lemus
William lemus

marzo 05, 2021

Muy buena info Estoy a punto de intentarlo

Fernando Vergara
Fernando Vergara

junio 29, 2020

Se agradece éste estudio, investigación y noticia. Me sirve para apreciar y aprender de ésta hermosa planta. Saber cómo utilizarla. Muchas gracias.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

La inhalación secreta: Cómo quedar high usando microdosis
La inhalación secreta: Cómo quedar high usando microdosis

Técnica que te permitirá convertir una calada en el efecto de 5-10
Sindrome de Abstinencia por Cannabis
Sindrome de Abstinencia por Cannabis

Qué pasa cuando dejas de fumar Cannabis? El síndrome de abstinencia: qué es, síntomas, duración y cómo evitarlo.
alt='' Cannabis y neuronas ''
¿El cannabis daña el cerebro?

¿El consumo de cannabis realmente daña nuestro cerebro o es uno más de los mitos sobre esta planta?