El hachís, hash o chocolate🍫 como también se le dice, es una extracción que separa la resina del material vegetal sin necesidad de solventes.

Para prepararlo se puede aprovechar material vegetal que muchas veces desechamos, como hojitas resinosas (sugar leafs) o cogollos pequeños.

Tabla de contenidos:

      1. Ordenar las bolsas.
      2. Mezclar el hielo, la hierba y el agua.
      3. Filtrar material por las bolsas
      4. Recolectar el hash.
      5. Secar el hash.
      6. Repetir el proceso.
      7. Lavar las mallas.

    ¿Qué es el hachís?

    El hachís es un concentrado de la resina del Cannabis, que se logra separando los tricomas del resto de material vegetal.

    Se obtiene a partir de métodos de extracción mecánicos. Es decir, no se requiere solventes para prepararlo, a diferencia de otros concentrados como el aceite RSO que se prepara con alcohol, o BHO que se hace con butano.

    Esto lo hace bastante seguro prepararlo en casa de forma artesanal. 

    Respecto al aspecto, generalmente lo encontramos como una bola de color café oscuro/marrón aunque puede tener otras presentaciones. 

    Tipos de hash (marihuana)

    Existen distintos tipos de hachís según la forma de preparación. Entre ellos están:

    Hachís marroquí

    Marruecos es uno de los grandes productores de hash, y su forma de hacerlo es la más tradicional.

    A través tamices con huecos de distintas micras se pasa el material vegetal seco de un lado a otro, buscando separar los tricomas del resto de material vegetal. Después se recolecta el ese polvo cargado de resina y se compacta a presión para hacer el ''chocolate''.  

    Cuando no se tienen estos tamices, también se puede usar telas muy finas, como las medias veladas para intentar replicar el mismo proceso.

    Finger hash

    Otro tipo de hash es el que podemos recolectar cuando manicuramos nuestras plantas. Generalmente, a la hora de la cosecha nos quedan los dedos y las tijeras negros llenos de resina. Esta la podemos recolectar para conseguir un poco de finger hash. 

    Kief

    El Kief es el polvillo que podemos encontrar al fondo del moledor después de varios meses de uso. Es de color muy claro porque sólo contiene tricomas que se cayeron durante el proceso de molienda. 

    Bubble Hash

    El bubble hash es una variante en la que se usa hielo, agua y bolsas con mallas de distintas micras para extraer la resina.

    A diferencia del hash hecho en seco, el resultado es más puro porque contiene menos materia vegetal.

    Se le dice bubble hash, o hachís burbujeante, porque es la textura que toma cuando le prendemos fuego. 

    ¿Cómo preparar bubble hash?

    He tenido la oportunidad de hacer bubble hash en algunas ocasiones. Acá te cuento qué se necesita y el proceso.

    Materiales:

    1. Dos baldes grandes: uno para preparar la mezcla y otro donde poner las bolsas y filtrar. 
    2. Hielo abundante.
    3. Agua en cantidad suficiente para poder crear una corriente de agua en el balde.
    4. Hierba: pueden ser cogollos u hojas con resina. Te recomiendo congelar todo antes de usarlo.
    5. Bolsas para bubble hash de distintas micras (220, 160, 120, 90, 73 y 25).  
    6. Cucharada de palo o batidora de varillas.
    7. Cartón para poner a secar el hash y papel de cocina.
    8. Una cuchara de té para recolectar.

    Preparación Bubble Hash: Paso a paso

    1 - Ordenar las bolsas:

    Lo primero es poner las mallas una dentro de otra en uno de los baldes.

    Se ordenan de tal forma que la malla que tenga menos micras. Es decir, la de los agujeros más pequeños, que sería la de 25 micras, es la que se pone más afuera y la 220 es la que se pone adentro. 

    En el mercado se encuentran bolsas pequeñas para quienes suelen contar con poca hierba como también bolsas más grandes para quienes manejan mayores volúmenes. 

    2 - Mezclar el hielo, la hierba y el agua: 

    En el otro balde, se pone la hierba, el hielo y el agua. Se revuelve con una cuchara de palo o una batidora por unos 10-15 min aproximadamente. 

    Hay que procurar revolver en ambos sentidos, a la derecha y a la izquierda, porque lo que buscamos es que se genere un efecto centrífugo en donde la hierba se golpee con el hielo para que así caigan los tricomas 

    Cuando hayamos terminado de revolver, dejamos reposar por unos 20 min.

    3 - Filtrar material por las bolsas:

    Después filtramos la mezcla en cada una de las bolsas.  

    La primera bolsa que sacaremos es la de 220 micras, que es el filtro que retiene el material vegetal más. 

    preparacion bubble hash

    Hay que intentar estrujar la bolsa lo que más podamos, para sacar la mayor cantidad de agua y resina acumulada. 

    El proceso se repite con las otras bolsas, pero desde ahora en adelante, al sacar cada nueva bolsa vamos a ir sacando el hachís. 

     

    bubble hash

    4 - Recolectar el hash

    Cuando haya escurrido el agua, hay que girar la bolsa al revés para que podamos sacar cómodamente el hash. 

    Veremos una pasta café en el fondo de la malla, que tendremos que recoger con la cuchara, y poner en el cartón. 

    recolectar bubble hash

    Te recomiendo tenerlo marcado con cada uno de los números de la malla para saber a cuál corresponde. 

    Cada micra entrega una calidad diferente, siendo las de 73 y 90 las que nos entregarán el material más puro.  

    5 - Secar el hash

    Para quitar agua y humedad, podemos usar una malla de 25 micras sirve para apretar la extracción y secarla con una servilleta.

    Después se puede pasar por un colador para que se seque de forma homogénea y evitar que salga moho.

    Se deja secar por una semana aproximadamente en un cuarto oscuro. A ser  posible, con una temperatura óptima de unos 15º C y una humedad de menos del 50%.

    6 - Repetir el proceso

    Seguramente va a seguir quedando resina en la hierba después de la primera ronda. Por lo que todo el proceso se puede repetir 2 o 3 veces para seguir sacando hachís, aunque cada vez menos.

    7 - Lavar las mallas

    Cuando se termine de ocupar cada bolsa, lo ideal es lavarlas con agua tibia de inmediato para evitar que se tapen los huecos.

    Después de 2-3 usos, sería ideal lavarlas con alcohol para que se limpien totalmente y nos duren más tiempo.

    Calidad del bubble hash según tipo de bolsa:

    • 220 micras: Es la bolsa de trabajo, en la que se captura el material vegetal.
    • 160 micras:  Primera bolsa en la que recolectamos hash, aunque contiene muchas impurezas por lo que se recomienda para comestibles (edibles).
    • 120 micras: Hash de muy buena calidad.
    • 73 micras: Este sería el hash de mejor calidad, ''full melt''.
    • 25 micras - Bolsa que recuperar todo lo que pueda quedar, restos de tricomas rotos y algunas impurezas. Calidad baja, recomendada para edibles

    Sabor y efecto del hachís

    El aroma del hash al vaporizar es muy característico. Una mezcla entre pino, incienso y hierbas.

    Recientemente estaba vaporizando hash sólo en la oficina, entró mi pareja y me preguntó si había puesto un ambientador o incienso. Se sorprendió porque el olor no era a marihuana, sino a hierba fresca.

    En cuanto al efecto, es bastante potente. Con el equivalente a un granito de arroz ya es suficiente estar elevado. 

    El efecto es similar al del Cannabis, pero al ser más fuerte y activo. Te deja eléctrico.

    No lo recomendaría para irse a dormir porque te puede dar insomnio. Me ha pasado.

    ¡OJO! Al ser más fuerte hay más probabilidad de sentir ansiedad o paranoia. Por eso te recomiendo usar con responsabilidad. 

    ¿Cómo usar hash?

    Hay muchas formas de usar hachís.

    Algunos cogen un poco y lo moldean en forma de hilo para ponerlo dentro de un caño de marihuana. O si está en polvo como el kief, se puede espolvorear dentro del hash. 

    En España comúnmente hacen esto pero lo utilizan con tabaco, no con hierba. Aunque personalmente esta opción no me gusta.

    Otros lo usan directamente en un bong, una pipa o en un vaporizador.

    Por último, se puede usar para cocinar edibles. En cualquier receta cannábica puedes sustituir la hierba directamente por un poco de hachís.  Para este tipo de preparaciones puedes ocupar hash de peor calidad, como el de las bolsas de 160 y 73 micras.

    Usar hash tiene la ventaja de tener poco material vegetal, entonces la comida no tendrá un fuerte sabor a marihuana, como sí ocurre cuando se usa hierba.

    Eso sí, hay que controlar bien las dosis, porque al ser una extracción es mucho más potente.

    Cuéntame ¿Has probado hash? ¿Qué tal la experiencia?

    Un abrazo, 




    3 Respuestas

    Kevin
    Kevin

    agosto 24, 2021

    Gracias seve muy bien t reseta Noe

    Javier
    Javier

    agosto 04, 2021

    No hagas mucho caso de lo q digan de España q seguro son del sur yo soi de una piedra en medio del mar llamada Menorca y eso lo llevo haciendo años pero con otro tipo de cosas ,tu lo as enseñado mejor y te lo agradezco haber si la gente aprende de verdad aki en mi isla mezclar hierva y mariguana es un. Cubanito

    Nicolas
    Nicolas

    enero 25, 2021

    Primero que nada el hachis en España no se fuma comunmente con marihuana si no con tabaco eso es lo mas normal y comun, despues obvio que se mezcla con marihuana y lo llaman “mariachi” pero lo mas comun es mezclarlo con tabaco y en ningun momento lo dicen…

    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


    Ver artículo completo

    ¿Cómo aprovechar las hojas después de tu cosecha?
    ¿Cómo aprovechar las hojas después de tu cosecha?

    Te explicamos cómo descarboxilar las hojas para usarlas en un sinfín de recetas :)
    leche con mariuhana
    Receta de Leche Mágica - Cocina con Marihuana

    Paso a paso para preparar leche cannábica. Recomendaciones de uso y dosificación en este blog.
    macerado con cannabis
    Aceite de oliva infusionado con Cannabis