INFO: VENTAS@HOUSEOFWEED.CL

¿Si quieres un método de usar tus flores diferente, divertido y libre de humo? Pues la recomiendo la comida espacial... Hay un sinfín de recetas posibles y puedes probar tus comidas favoritas con un pluss mágico.

Por eso hoy te quiero compartir la cómo preparar una mantequilla cannábica que sirve de base de un montón de recetas.

Tabla de contenidos:

Advertencia sobre los comestibles

Eso sí: ¡MUCHO CUIDADO! La ingesta de Cannabis tiene mayor poder psicoactivo que el fumar o vaporizar. Esto se debe a dos cosas:

  1. Una parte del THC que ingerimos sufre una transformación en nuestro organismo y en el que se convierte en 11-OH-THC, una versión más potente del cannabinoide.
  2. El Cannabis al entrar en combustión pierde mucho de sus elementos, por lo que no se aprovecha tanto como al cocinarlo a temperaturas bajas, donde sólo se calienta. Al igual que cuando vaporizas. (visita nuestra sección de vaporizadores

Además de ser más potente, al comer, el efecto tarda en llegar, aproximadamente entre 40 min a 3 horas. Por lo que es fácil sobrepasarse pensando ''no me está haciendo nada''...

¡Nada que temer! Sólo debes controlar las cantidad de weed que agregas y comer porciones pequeñas hasta encontrar la dosis adecuada. Sí, tienes que ser paciente! 

¿Y por qué mantequilla?

La mantequilla, junto con el aceite de coco, son los mejores alimentos para extraer los Cannabinoides (y la mantequilla es bastante más barata!).

Esta receta es perfecta, ya que te la puedes comer con pan tostado, usarla como base para una amplia gama de preparaciones que lleven mantequilla y esto, por supuesto, te abre un sin fin de preparaciones cannábicas en base a esta preparación.

Te dejamos la receta que nosotros usamos, considerando que es la manera que hemos encontrado más rápida y efectiva para prepararla.

¡Hazla y cuéntanos qué te parece! 

 La receta

►Ingredientes:

- 250 gr de mantequilla

- Entre 20 a 50 gr. de hojas*, o 5 gramos de flores.**

- 500 ml de agua

*Si vas a utilizar hojas, te recomiendo  utilizar todas las hojas disponibles y luego hacer una cata con una cucharadita de mantequilla en una tostada. Así podras tener una idea de la potencia del efecto con que ha quedado tu mantequilla y podrás dosificar mejor a la hora de una receta completa con amigos.

**Esta cantidad es orientativa, dependerá de la potencia de tu weed, del tipo de hoja que utilices y el efecto que estés buscando.

►Preparación:

Trocear las hojas: 

Pica todas las hojas que vayas a utilizar en trozos pequeños. Es importante NO machacar las hojas, si lo haces dejaras los tricomas con el THC en la tabla de picar, así que afila bien ese cuchillo!
 

Lavar las hojas:

Es importante lavar las hojas previamente vertiéndoles agua caliente hasta cubrirlas. Una vez cubiertas, déjalas reposar durante 15 minutos y luego escúrrelas. Sé lo que piensas, pero ¡tranquilo!, ¡no te preocupes!, tus preciados cannabinoides no se irán en el agua, pero lo que disminuirá, será la clorofila y el sabor amargo que podría alterar el sabor de tus recetas
 

Descarboxilar:

Independientemente de si estás utilizando hojas o flores, descarboxilar es  fundamental para conseguir un efecto psicoactivo más completo en tu mantequilla. Para hacerlo solo debes colocar tus hojas troceadas o tus flores desmenuzadas en una bandeja y meterlas al horno precalentado a una temperatura de entre 110-140 grados centígrados (nivel 1 u opción “bajo” de tu horno) durante 30-45 minutos. No excedas el tiempo o la temperatura o podrías estropear los cannabinoides.
 

Impregnar la mantequilla:

Pon las hojas o flores junto con la mantequilla y el agua a cocinar a baño maría (Utilizando una olla pequeña dentro de una olla más grande que contenga agua). Deberás dejar hervir esta mezcla por al menos 1 hora, si lo puedes dejar más tiempo, la transferencia de THC será aún mejor!

 

Colar la mantequilla:

Pasado el tiempo, cuela la mantequilla con una gasa esteril o un colador fino para separar las hojas, flores y restos de material vegetal del agua y la mantequilla.Vierte esta mezcla en un recipiente, déjalo enfriar y luego guardarlo en la nevera. 
 

Separar el agua de la mantequilla:

Pasadas 3 - 4 horas dentro de tu nevera verás que la mantequilla se solidifico en la parte superior del recipiente y se separó del agua que quedó debajo. Separa la mantequilla con la ayuda de una cuchara, guárdala en el recipiente final y ya está lista para tus recetas cannábicas! Así de fácil es preparar una mantequilla mágica.

              Recuerda que no hay dos mantequillas iguales y las concentraciones van a variar según la concentración de THC de tu planta, así que te sugiero hacer una cata antes de hacer una receta completa.

              Esta mantequilla es la base perfecta para todo tipo de preparaciones, tales como: queques, brownies, pastas, nachos, salsas y muchas otras de las cuales subiremos recetas próximamente en nuestra sección de comida y extracciones, así que quédate atento! 

              ¡Espero que te sirva esta receta!

              Saludos y hasta la próxima!




                Dejar un comentario

                Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


                Ver artículo completo

                hachis cannabis
                Qué es el Hachís y cómo se prepara

                2 Comentarios

                Tipos de hash, efecto, cómo se utiliza y mi experiencia de cómo preparé bubble hash en casa.
                ¿Cómo aprovechar las hojas después de tu cosecha?
                ¿Cómo aprovechar las hojas después de tu cosecha?

                Te explicamos cómo descarboxilar las hojas para usarlas en un sinfín de recetas :)
                leche con mariuhana
                Receta de Leche Mágica - Cocina con Marihuana

                Paso a paso para preparar leche cannábica. Recomendaciones de uso y dosificación en este blog.