Paranoia

¿Por qué da ansiedad fumar marihuana?

¿Sientes ansiedad o paranoia después de fumar marihuana? Acá te explico porqué pasa y cómo evitarlo.
Efectos de la marihuana: ¿Qué los intensifica? Leyendo ¿Por qué da ansiedad fumar marihuana? 8 minutos

¿Te ha pasado que estás en el bus/metro después de haber fumado marihuana y sientes que todos te están mirando? O quizás has estado fumando en tu casa, escuchas una sirenas y crees que viene la policía a por ti.

Cuando estamos muy elevados podemos sentir un poco de ansiedad o paranoia.

En esta entrada te cuento por qué ocurre esto, qué propicia que pase y cómo evitarlo.

Tabla de contenidos:
    1. Concentraciones de THC
    2. Métodos de consumo
    3. Experiencia del consumidor
    4. Entorno del consumo
    5. Uso conjunto a otras sustancias
    6. Predisposición personal

      La paranoia

      Se trata de una sensación de miedo y desconfianza. Puede ir desde sentir un poco de ansiedad ante algunas situaciones hasta sufrir verdaderos ataques de pánico en los cuales se está seguro de que algo malo nos va a suceder.

      Así como la ansiedad, son respuestas adaptativas que nuestro cerebro ha desarrollado luego de años de evolución para ayudarlos a lidiar con situaciones de peligro. 

      El hecho de sentir miedo, desconfianza y estar en un estado aumentado de alerta facilita las respuestas de huida, que pueden salvar nuestra vida ante un riesgo, como puede ser un asalto o el encuentro con un animal peligroso.

      El problema existe cuando estas respuestas se perpetúan o se generan en un contexto inadecuado como en la oficina, en la casa con la familia o mientras queremos disfrutar tranquilamente de un caño con amigos.

      En nuestro cerebro, las áreas donde se desarrollan estos sentimientos son la corteza prefrontal, la amígdala y el hipocampo.

      ¿Por qué la marihuana provoca paranoia?

      La marihuana actúa en nuestro organismo gracias a su interacción el Sistema Endocannabinoide.

      Este sistema está en todo nuestro cuerpo y consta de una serie de receptores (CB1, CB2, etc) y sustancias que se unen a ellos, los endocannabinoides.

      La corteza prefrontal, el hipotálamo y la amígdala, las cuales guardan una estrecha relación con los estados de ánimo y son las principalmente afectadas durante un episodio de paranoia, también cuentan con la presencia de receptores cannabinoides.

      La activación excesiva de estos receptores, especialmente los CB1, es la responsable de mediar los cambios en la actividad nerviosa del cerebro que genera la paranoia reportada por los usuarios y el cannabinoide que activa principalmente a este receptor es el THC.

      Esta es la razón por la cual la mayoría de reportes de ansiedad y paranoia se asocian al consumo de variedades con alto contenido de THC o a consumidores poco experimentados que cuentan con una baja tolerancia a los cannabinoides.

      Lo curioso, es que así como altas dosis de THC se asocian a un efecto promotor de la ansiedad y paranoia, bajas dosis del mismo cannabinoide, al igual que su uso conjunto con CBD y diversos terpenos, produce un efecto ansiolítico (que disminuye la ansiedad).

      📌 Lee más sobre el receptor CB1 y su potencial médico.

      Factores que favorecen la paranoia

      Además de las características propias del cannabis capaces de inducir una sensación de paranoia, existen factores personales o circunstanciales que pueden favorecer la aparición de este tipo de experiencias negativas:

      Altas concentraciones de THC

      El uso de variedades con un alto contenido de THC, extracciones o productos muy concentrados, se ha asociado con un mayor reporte de paranoia.

      Si has sufrido de este efecto, prueba flores con bajo % de THC o que tengan con una relación ratio 1:1 entre THC-CBD.

      📌 Ir al catálogo de semillas altas en CBD.

      Métodos de consumo de alta potencia

      Al consumir cannabis por vía digestiva, como el uso de aceites o comestibles, el usuario experimenta un efecto más intenso y prolongado que con otros métodos. 

      Esto hace que sea más fácil que podamos sentir ansiedad o paranoia.

      Por eso, debemos ser muy cuidadosos con las dosificación cuando optemos por este tipo de consumo para evitar cualquier efecto indeseado.

      Experiencia del consumidor

      Los consumidores novatos reportan con mayor frecuencia una sensación de paranoia que los usuarios más experimentados.

      Esto puede deberse a las diferencias en tolerancia, la ansiedad generada por utilizar una sustancia por primera vez y el percibir un efecto desconocido hasta el momento.

      Entornos de consumo

      Todos nos hemos encontrado en situaciones que nos ponen en un estado de ánimo tenso o incómodo, como puede ser un espacio muy concurrido o un barrio peligroso.

      Al exponernos a estas situaciones mientras usamos cannabis estamos aumentando la probabilidad de sentir paranoia por lo que lo ideal es conocer qué escenarios nos hacen sentir ansiosos y evitar consumir marihuana en esos contextos.

      Uso conjunto con otras sustancias

      El uso de cannabis junto a otras sustancias, como alcohol, genera un efecto sinérgico (aumento de los efectos de ambas sustancias) que puede producir un sensación más intensa de la esperada.

      Incluso utilizando una dosis de ambas sustancias que de normal no te provoque efectos secundarios, puedes llegar a sufrirlos por la combinación.

      Predisposición personal

      Existen diversos factores propios de cada persona como condiciones genéticas, eventos traumáticos vividos en el pasado, baja tolerancia al THC, entre otros que son capaces de crear una tendencia personal a sufrir de paranoia tras consumir marihuana.

      Es importante comprender que existe un proceso de autoaprendizaje cuando se utiliza cannabis, que incluye conocer las dosis adecuadas para uno mismo, así como las situaciones y los entornos en los cuales se disfruta mas o menos de la planta.

      Cómo evitar la paranoia

      Si te llegas a sentir ansioso o paranoico con el consumo de cannabis, ¡Respira! No es el fin del mundo. El efecto es pasajero y desaparecerá en los próximos minutos. 

      Meditar y/o hacer ejercicios de respiración

      La meditación y los ejercicios de respiración nos ayudan a calmar la mente.

      Meditar por primera vez estando con paranoia no va a ser sencillo, por lo que si no has hecho anteriormente, parte con ejercicios de respiración profunda.

      Te recomiendo mucho una serie de netflix llamada ''Guía Headspace para la meditación'', explica cómo hacerlo y tiene pequeñas sesiones guiadas.

      Tomar aire fresco

      Si estamos en una habitación cerrada donde no circula aire, nos podemos sentir ahogados. Abrir la ventana y sentir la brisa nos puede dar una sensación de paz. 

      Puedes cerrarlos ojos y concentrarte en esa sensación por unos minutos.

      Mantener la mente distraída

      Cuando estamos ansiosos, nuestra mente no para de imaginar las peores situaciones posibles, y la única forma de evitarlo es mantenerla distraída.

      Busca alguna actividad en la que centrar tu atención, por ejemplo pintar mandalas, hacer algún ejercicio suave, una película o una serie, escuchar un audiolibro, o lo que prefieras.

      Ir a un lugar tranquilo

      El contexto también puede incrementar la sensación de ansiedad, así que busca un lugar donde te sientas tranquilo/a.

      Si estás en la calle por una vía muy concurrida, busca otra menos concurrida. Si estás en un bar o club cannábico lleno de gente, ve a un parque o a una plaza donde no haya tanto ruido.

      ¿Masticar pimienta?

      Se dice que oler pimienta molida o masticar bolas de pimienta puede ser de mucha utilidad para disminuir o revertir los efectos indeseados producidos por el THC.

      Supuestamente esto se debe a que los terpenos presentes en la pimienta (cariofileno) interactúan con los cannabinoides para generar un efecto ansiolítico, antidepresivo y analgésico.

      Personalmente no lo he utilizado, por lo que me gustaría saber en los comentarios tu experiencia si ya lo has hecho.

      Usar productos con CBD

      Por último, si cuentas con gotas de CBD o flores de una cepa rica en CBD utilizarlas puede ser una alternativa para reducir los efectos psicoactivos del THC responsables del sentimiento de paranoia que estás atravesando.

      El CBD tiene un efecto antagonista del THC, por lo que puede evitar que sigamos sintiendo estos efectos.

      En conclusión...

      Nadie quiere sentir ansiedad ni paranoia. Eventos de este tipo han causado que usuarios abandonen temporalmente o por completo el uso de esta planta por miedo a repetir una experiencia tan desagradable.

      Conocer las razones por las que el cannabis es capaz de producir paranoia es una herramienta valiosa para desarrollar estrategias que eviten que este tipo de eventos se produzcan.

      Aun así el ensayo y el error es un componente clave para poder encontrar la dosis adecuada y el contexto en que podemos usar marihuana. Definitivamente, no es una sustancia para todo momento y lugar.

      Saludos y hasta la próxima :) 

      Fuentes:

      Deja un comentario

      Todos los comentarios son revisados antes de publicarse.

      Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.