INFO: VENTAS@HOUSEOFWEED.CL

Los usuarios conocemos por experiencia propia los efectos que los distintos cannabinoides pueden ejercer sobre nuestro organismo, bien sea que hablemos de sus propiedades psicoactivas o de sus propiedades terapéuticas para el alivio de los síntomas de algún padecimiento.

Aun así, pocos de nosotros sabemos que estos efectos se deben a la interacción del cannabis con nuestro sistema endocannabinoide, y cómo funciona este sistema en el cuerpo.

Si quieres saber de qué se trata el Sistema Endocannabinoide, cómo funciona, qué regula nuestra cuerpo y como la marihuana actúa en él, llegaste al lugar correcto.

Tabla de contenidos:

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

El Sistema Endocannabinoide (SEC), es un sistema casi tan antiguo como la vida misma, razón por la cual hoy en día puede ser encontrado en todos los mamíferos que habitan la tierra.

Al indagar sobre la historia del sistema endocannabinoide, resulta curioso que el descubrimiento del THC se debate entre el realizado por el químico Roger Adams en 1940 o el del Dr. Raphael Mechoulam en 1964. Sin embargo, no fue sino hasta finales de los 80 e inicios de los 90, que el sistema endocannabinoide fue caracterizado.

Esto, en términos de conocimiento científico, convierte al SEC en un hallazgo reciente, del cual aún queda mucho por descubrir y comprender.

Hoy se sabe que la función del SEC es intervenir en la comunicación intercelular (entre diversas células del organismo), a través de su acción moduladora de procesos neurológicos. 

Esta acción a su vez está mediada por la interacción de moléculas endógenas (producidas por nuestro cuerpo) con diferentes receptores distribuidos ampliamente en los órganos y tejidos. 

Estos receptores y moléculas endógenas son los que a fin de cuentas constituyen propiamente el Sistema Endocannabinoide.

¿Cómo funciona el SEC?

La forma en la que el sistema endocannabinoide logra mediar procesos metabólicos en órganos y tejidos de nuestro cuerpo, es responsabilidad de dos tipos de estructuras; los receptores cannabinoides y sus ligandos endógenos, que son moléculas con la capacidad de unirse a los receptores llamadas endocannabinoides.

Receptores Cannabinoides

Los receptores son proteínas unidas a células que, a través de la ocupación de un lugar específico de su estructura conocido como sitio activo, transmiten una señal que logra mediar ciertos procesos biológicos en distintos tejidos del organismo.

Cuando hablo de receptores cannabinoides, me refiero generalmente a dos: el CB1 y el CB2:

Receptores CB1

Se encuentran principalmente en el sistema nervioso central, por lo que su función se basa en mediar procesos de neurotransmisión que hacen posible la comunicación neuronal.

Cuando una neurona postsináptica (la que recibe el mensaje) ya ha recibido suficientes impulsos nerviosos y necesita disminuir su llegada, esta libera ligandos endógenos que viajan hacia la neurona presináptica (la que envía el mensaje) uniéndose a sus receptores CB1. Esto la deja temporalmente inactiva y por ende reduce su capacidad de enviar señales eléctricas.

Lo interesante, es que los receptores CB1 se encuentran en neuronas excitatorias e inhibitorias por lo que la activación de estos receptores pueden repercutir en el sistema nervioso central tanto disminuyendo como aumentando la actividad neuronal.

Fte: Fundación canna

Receptores CB2

Se encuentran principalmente en el sistema inmunológico, por lo que su función primaria es cumplir con un efecto inmunomodulador en el organismo.

Su mecanismo de acción, aunque un poco menos estudiado, es relativamente similar al de los CB1. Los receptores CB2 se encuentran en diferentes células del sistema inmune y la unión de ligandos en su sitio activo, produce un efecto inmunomodulador, disminuyendo la liberación de citoquinas (moléculas proinflamatorias), así como procesos de activación y migración de células inmunológicas.

Paradójicamente, se ha descubierto que su activación por dosis bajas de cannabinoides genera un efecto inmunoestimulante.

En los últimos años se han descubierto nuevos receptores, que si bien hasta el momento no se consideran parte de los receptores cannabinoides, tienen una innegable interacción con el sistema endocannabinoide mediada principalmente a su unión con endo y fitocannabinoides (cannabinoides provenientes del organismo o de la planta de cannabis). Algunos de estos son:

 

  • GPR55

Receptor con el mismo mecanismo molecular de los CB1 y CB2, que por tener la capacidad de interactuar con cannabinoides exógenos y endógenos se ha postulado como “el nuevo receptor cannabinoide”.

Este, además de encontrarse en tejidos del sistema nervioso central, digestivo y óseo, se encuentra expresado frecuentemente en la superficie de las células cancerígenas y está asociado a un alto índice de proliferación celular.

Cuando el CBD se acopla a este, ejerce un efecto que disminuye la replicación del tumor, siendo uno de los pilares que fundamentan las propiedades anticancerígenas el cannabidiol.

  • TRPV1

Este receptor, también conocido como vaniloide tipo 1, se encuentra en el sistema nervioso central y periférico. Su función es mediar la percepción de estímulos térmicos y dolorosos. 

Además de ser un receptor que puede ser activado tanto por cannabinoides endógenos como exógenos, es una de las razones detrás del efecto modulador del dolor asociado al uso de cannabis.

  • 5HT1A

Los receptores serotoninérgicos del tipo 1A (5HT1A), se encuentran distribuidos en el sistema nervioso central y el sistema gastrointestinal. La serotonina, su ligando, es un neurotransmisor asociado a la regulación de procesos como el apetito, el libido, el estado de ánimo, el sueño y muchos otros. 

Es por esta razón que la interacción de cannabinoides como el CBD con este tipo de receptores, se asocia a un efecto ansiolítico, regulador del sueño y antidepresivo.

Endocannabinoides

Los endocannabinoides (endo=adentro), son cannabinoides producidos por nuestro organismos a través del metabolismo del ácido araquidónico. 

Estos tienen la particularidad de producirse a demanda, lo que significa que no tienen un sistema de almacenamiento sino que se producen según las necesidades de su liberación.

En la actualidad se conocen numerosos tipos de endocannabinoides, pero los principales son:

Anandamida

También conocida como AEA, la  anandamida fue el primer endocannabinoide en ser descubierto.

Su nombre proviene del sánscrito “ananda” que significa, felicidad, alegría o beatitud. Por lo que no es de extrañar que se conozca a este cannabinoide endógeno como “la molécula de la felicidad”.

Este ligando de los receptores CB1 y TRPV1, se encuentra ampliamente distribuido en nuestro cuerpo y se asocia a:

  • Procesos de neurogénesis (creación de nuevas neuronas)
  • Regulación del dolor
  • Estimulación del apetito
  • Actividad anticancerígena
  • Fertilidad.

La AEA se produce de forma natural en nuestro cerebro y su liberación se encuentra exacerbada tras situaciones como la realización de ejercicio o la ingesta de chocolate y cierto tipo de alimentos.

Endocannabinoide 2-AG

Abreviado como 2-AG, el 2-araquidonoilglicerol es el endocannabinoides más abundante del cuerpo humano, encontrándose en concentraciones hasta 200 veces mayores que la AEA. 

Este funciona como ligando de los receptores CB1 y CB2, cumpliendo la función de modular procesos asociados al apetito, sistema cardiovascular, la implantación del embrión en el útero, la lactancia materna, el control muscular durante convulsiones, entre otros.

¿En qué partes del cuerpo actúa?

Como hemos mencionado previamente, el sistema cannabinoide y específicamente sus receptores, se hallan ampliamente distribuidos en los diferentes tejidos y órganos de nuestro cuerpo, lo que permite que este, sea el responsable de regular las funciones llevadas a cabo por diversos sistemas orgánicos, algunos de estos ejemplos son:

Sistema nervioso central

Es el sistema con la mayor distribución de receptores cannabinoides, en especial de CB1, los cuales dependiendo de su ubicación regulan diferentes procesos neurológicos como por es el caso de:

  • La corteza cerebral (media el estado de conciencia y memoria a corto plazo),
  • El hipotálamo (regula el apetito)
  • El hipocampo (interviene en la memoria a largo plazo)
  • El tronco cerebral (modula la sensación de náuseas y funciones cardiovasculares como la presión arterial y el ritmo cardiaco)
  • El sistema límbico (participa en el proceso recompensa) 
  • La amígdala (regula el componente emocional)

Si quieres saber más sobre el sistema endocannabinoide y su acción en el cerebro, te invito a visitar este enlace.

Sistema Inmune

Nuestro sistema inmunológico, dependiendo de la concentración de cannabinoides, puede ejercer un efecto inmunoestimulante (bajas) o inmunosupresor (altas).

Además de esto, el sistema endocannabinoide cumple un papel fundamental en la apoptosis o muerte celular programada, mediante la destrucción de células con un material genético aberrante que potencialmente podrían volverse cancerígenas.

Si te interesa saber cómo las propiedades inmunomoduladoras del cannabis podrían utilizarse para la creación de un tratamiento para el COVID-19, te invito a visitar nuestro Blog sobre el tema.

Sistema nervioso periférico:

El SEC, a través de la interacción de sus ligandos los TRPV1, logra regular la respuesta a estímulos dolorosos en los nociceptores (receptores de dolor) ubicados en nuestro sistema nervioso periférico.

Sistema cardiovascular:

La acción de los ligandos sobre los receptores cannabinoides, puede generar la liberación de catecolaminas, familia de hormonas a la que pertenece la adrenalina, generando así, un aumento de la frecuencia y fuerza de las contracciones cardíacas, al igual que un efecto vasodilatador generalizado.

Estos son solo algunos de los sistemas en los que interviene el SEC, ya que hoy en día se sabe que interviene en los procesos metabólicos del sistema digestivo, osteomuscular, hematopoyético, reproductor, entre otros.

¿Cómo actúa el cannabis en el SEC?

La razón por la cual se descubrieron los fitocannabinoides (fito=planta) antes que  los receptores del sistema endocannabinoide, es porque fue precisamente a través de la unión de THC y CBD en los sitios de unión del SEC que los receptores fueron identificados.

Esto es posible porque la estructura molecular de algunos los cannabinoides de la planta es sumamente similar a la de los cannabinoides endógenos, lo que le permite a ambas encajar con el sitio activo de los receptores CB1 y CB2 o en su defecto logran intervenir indirectamente sobre ellos a través de su actividad con otros receptores del organismo.

El tetrahidrocannabinol o THC:

Este fitocannabinoide posee una estructura química y molecular, sumamente similar a la anandamida, razón por la cual logra interactuar con los mismos receptores que esta, teniendo una mayor afinidad por los receptores CB1 y una menor afinidad por los receptores CB2. Esto, sabiendo la distribución de los receptores cannabinoides en el cuerpo, nos permite explicar porque la mayoría de los efectos del THC se producen en el sistema nervioso central.

El cannabidiol o CBD:

Este fitocannabioide, a diferencia del THC, tiene una muy baja afinidad por los receptores CB1 y CB2, por lo que interviene indirectamente en el sistema endocannabinoide, a través de su unión con receptores ajenos a este sistema como son el 5HT1A (receptor de serotonina), el TRPV1 (receptor asociado al dolor) y el GPR55 (receptor asociado a actividad antitumoral).

Finalmente podemos concluir que el sistema endocannabinoide es una pieza fundamental en el funcionamiento de nuestro cuerpo, responsable de regular funciones que llevan a cabo múltiples sistemas del organismo, sin las que sería imposible sobrevivir. 

Es precisamente por este motivo que se fundamenta el gran valor terapéutico que tiene la planta de cannabis, cuyos cannabinoides, terpenos y flavonoides cuentan con la capacidad de intervenir en los procesos de este gran sistema.

La comunidad científica diariamente encuentra nueva evidencia que apoya el uso medicinal de la marihuana, lo que con suerte derrumbará poco a poco la prohibición, la criminalización y la persecución que se ha construido sobre esta planta y todos los que la apoyamos.

Espero que te haya gustado este artículo y su información te haya sido de utilidad.

Nos vemos en la próxima :) 



Fuentes:




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

¿Cannabis como tratamiento para el Cáncer?
¿Cannabis como tratamiento para el Cáncer?

alt='' aceite CBD de cannabis ''
Aceite de CBD: Todo lo que debes saber

Acompañamos a aprender todo sobre la forma más utilizada de CBD con fines medicinales
alt='' cannabis y virus covid ''.jpg
Cannabis y COVID-19: qué se sabe a día de hoy

Cómo ha cambiado el consumo durante la pandemia y qué se sabe sobre el Cannabis como tratamiento para el COVID-19.