¿Dudas? Escríbenos a ventas@houseofweed.cl

El Cannabis Medicinal puede ser un gran tratamiento alternativo para aliviar dolencias y enfermedades de nuestras mascotas, y mejorar su calidad de vida.

Las mascotas se ha convertido en parte esencial de muchas familias, por lo que cuando se enferman, intentamos hacer lo que sea necesarias para aliviar su dolor. Y seguramente, si conocemos los beneficios del Cannabis Medicinal, pensamos que podría ser una alternativa para tu dolor. Aquí te vamos a explicar lo que se sabe hasta ahora al respecto.

Todos los mamíferos tiene un sistema endocannabinoide. Por lo tanto, cuentan con receptores para poder captar las moléculas de planta (THC, CBD...) y que produzcan un efecto en su organismo.

Pero antes de hablar sobre las propiedades terapéuticas para nuestras mascotas, tenemos que detenernos y poner énfasis: que una mascota use Cannabis Medicinal, no es lo mismo que fumarse un caño o soplarle el humo en la cara a tu perro, o darle un queque con marihuana para ver cómo reacciona. Las mascotas no entienden qué es estar volado y tampoco lo disfrutan. 

Cannabis Medicinal para Mascotas

El Cannabis está compuesto por muchos elementos, los dos más investigados son el THC y CBD. A pesar de ser muy parecidos en su estructura, estos dos elementos tienen una gran diferencia: uno produce efectos psicoactivos (el THC), y el otro no (CBD).

Cuando se busca utilizar Cannabis Medicinal en mascotas, se pueden utilizar productos con ambos compuestos, ya sea los compuestos aislados, o en combinación de una extracción de la planta completa. Sus propiedades terapéuticas son complementarias, por lo que para algunos casos será más útil productos con más CBD, como por ejemplo para epilepsia, y en otros se podrán beneficiar más del THC, como por ejemplo en el tratamiento de vómitos y nauseas.

Como el THC tiene un efecto psicoactivo, no todos los veterinarios aceptan su uso. Algunos se inclinan hacia productos con CBD. Sin embargo, las extracciones puras no son tan útiles como las extracciones de espectro completo. Esto se debe a que existe una interacción entre los distintos compuestos que hace que el potencial terapéutico sea mayor, a esto se le denomina, efecto séquito.

También es importante recalcar que el uso del Cannabis con fines médicos se utiliza con tratamiento complementario. El objetivo no es eliminar los tratamientos tradicionales, sino reducir los síntomas que nuestra mascota esté presentando. En algunos casos se podrá sustituir o disminuir la necesidad de otros medicamentos, pero en otros no. Es importante que no cambiemos los medicamentos sin antes consultar al veterinario.

Beneficios del Cannabis Medicinal en animales

Hasta ahora la comunidad veterinaria ha visto que el uso de cannabis es igual de beneficioso en animales y humanos. Entre las enfermedades y dolencias susceptibles de ser tratadas con Cannabis están:

Epilepsia (convulsiones)

Se ha visto que el Cannabis, especialmente el CBD, puede ayudar a reducir las convulsiones, tanto en humanos como en animales.

Un estudio encontró que el uso de CBD junto con los tratamientos tradicionales ayudaba a reducir significativamente el número de crisis en perros. En la investigación no se vieron efectos secundarios al tratamiento.

Enfermedades Reumatológicas

El Cannabis también puede ser un gran aliado cuando nuestros peludos sufren de enfermedades reumatológicas como artritis o artrosis, esto por sus propiedades inflamatorias y analgésicas.

En una investigación sobre el efecto del CBD en perros con osteoartritis y se vio que usando 2 o 10 mg de CBD cada 12 horas se redujo significativamente el dolor en los animales y aumentaba su movilidad. Además, durante el estudio, no se encontraron efectos adversos.  

Oncología (tratamiento paliativo)

En perros y gatos con cáncer se ha usado el Cannabis Medicinal para la reducción náuseas, vómitos, dolor, ansiedad, trastornos del sueño o aumentar el apetito. En estos casos, se ha visto mayor efectividad con productos altos en THC. 

Una investigación en gatos con cáncer a los que se les administró medicamentos similares al THC, se encontraron resultados positivos para reducción de náuseas.

Estudios preliminares en ratas han encontrado que algunos tumores pueden reducirse con el uso de cannabinoides, sin embargo aún no hay estudios clínicos que corroboren estos hallazgos. 

Enfermedades traumatológicas

En patologías traumatológicas que generen inflamación y dolor, tales como displasia de cadera o hernias discales, el Cannabis puede ayudara mejorar la calidad de vida del animal por su efecto analgésico y antinflamatorio. En estos casos se puede usar una combinación de THC y CBD para mejores resultados, aunque también se ha visto buenos resultados con productos de CBD puro.

Problemas de ansiedad y comportamiento:

En cuanto al uso de cannabinoides para perros ansiosos o con problemas de comportamiento, tenemos que considerar que el uso exclusivo del Cannabis no va solucionar el problema. Debe combinarse con estrategias de entrenamiento, donde tanto el dueño como el perro trabajen en conjunto para obtener resultados. 

Para estos casos el CBD se ha visto que tiene mejores resultados ya que ayuda a relajar al animal y mantenerlo calmado.

¿Cómo usar Cannabis en Animales?

La mejor formas para administrar Cannabis Medicinal a una mascota es a través de aceites por vía oral con una jeringa para que se lo traguen. De esta forma es fácil dárselo y también dosificar la cantidad adecuada.

A través de este método de consumo, el efecto pueden tardar en iniciar entre 45 minutos hasta dos horas, su duración será entre 8 - 12 horas.

Hay muchos tipos de aceites. Pueden artesanales a partir de flores, como los  macerados en aceite de oliva (más suave) o aceite RSO diluido en aceite de oliva (más fuerte para pacientes con dolor crónico o oncológico), y también aceites de CBD puro, que no tienen el efecto psicoactivo.

También existen otras formas de consumo, como los comestibles, pero no se recomienda hacerlo en animales con productos caseros porque es muy complicado dosificarlos, por ende, podemos excedernos y que nuestra mascota tenga una mala experiencia. Además, hay que tener en cuenta que algunos alimentos no son buenos para las mascotas. Por ejemplo, si haces una leche cannábica, algunas mascotas son intolerantes a la lactosa y podemos irritarlas.

Otra forma de usar Cannabis en perros es a través de cremas de uso tópico, pero esto sólo será útil cuando el pelaje de la mascota sea muy corto, ya que en caso contrario no se absorberá de forma adecuada y desperdiciaremos el producto.

Dosificación aceite Cannabis para mascotas

No existe  un consenso sobre la dosificación. La recomendación general al administrar un producto nuevo es comenzar con dosis muy bajas para ir testando, e ir ajustando progresivamente hasta dar con la cantidad adecuada.

Podemos estar tranquilos porque el Cannabis Medicinal es bastante seguro. De hecho, incluso si por error nuestra mascota ingiere más de 5000 mg (casi un 1 kg de marihuana), no lo llevará a la muerte.

También es importante que cuando vayamos a parar con el tratamiento lo hagamos de forma paulatina. Es decir, ir reduciendo las dosis poco a poco. Sino podremos notar que los síntomas de la enfermedad aparecen nuevamente de forma intensa.

Efectos secundarios del Cannabis en Mascotas

Como cualquier sustancia, el Cannabis también puede producir algunos efectos secundarios. Es importante que los conozcas para saber a qué puedes esperar al darle Cannabis Medicinal a tu mascota.

La mayoría de los efectos secundarios aparecen cuando ingieren dosis accidentales (se comió un queque que tenías o se regó el aceite y lo lamió). Con dosis medicinales los efectos secundarios son leves y podemos controlarlos ajustando la dosificación.

Entre ellos encontramos:

  • Boca seca: puede decrecer la producción de saliva. En perros, esto se podría manifestar como sed excesiva
  • Aumento del apetito
  • Baja presión sanguínea
  • Mareos y desorientación
  • Temblores
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dilatación anormal de los ojos
  • Somnolencia

Interacción con medicamentos:

Los Cannabinoides pueden interactuar con algunos de los medicamentos que toma tu mascota, por eso es importante que consultes a su veterinario antes de darles, especialmente si usan medicamentos antiarrítmicos o vasodilatadores.

¿Qué pasa si mi perro se intoxicó con Cannabis?

Si por accidente tu perro consumió Cannabis en altas dosis, tienes que valorar el grado de afectación. Si notas que está relativamente bien, déjalo en un lugar con poca estimulación (luz apagada, sin ruido), y acompáñalo hasta que se le pase. Puedes darle un poco de comida para que pase más rápido. Si el efecto fue muy fuerte, acude a un veterinario para que le pongan suero. 

Recuerda que ellos no entienden qué consumieron y no saben por qué se sienten mal. Por eso es importante acompañarlos y hacerlos sentir tranquilos.

Gracias por leernos, esperamos que esta información haya sido útil.

Saludos, 

Noé & Team House of Weed