¿Dudas? Escríbenos a ventas@houseofweed.cl

La planta de Cannabis Sativa, más conocida como marihuana, tiene propiedades terapéuticas que pueden ayudar a aliviar síntomas de distintas enfermedades, como los dolores de artritis, temblores del Parkinson, crisis en la epilepsia, o las náuseas y vómitos provocados por la quimioterapia en personas con cáncer. 

En esta entrada queremos hablar sobre qué se considera Cannabis Medicinal, para que se ha visto que puede ser útil, cómo se puede utilizar y algunas recomendaciones básicas para quienes están interesados en saber un poco más de sus usos terapéuticos.

¿Qué es el Cannabis Medicinal?

Se puede definir como uso médico del Cannabis todo consumo de la planta, o sus derivados, con la finalidad de tratar o aliviar síntomas, dolencia o enfermedades. En concreto, todo producto que contenga cannabinoides puede considerarse medicinal si se usa para dicho propósito. Sin importar que se consuma o cultive con receta médica, o por propia decisión propia.

Los cannabinoides son compuestos orgánicos que se encuentran en la planta de Cannabis, y entre ellos están el THC y el CBD que son los dos más conocidos y estudiados.

Beneficios del Cannabis Medicinal

Gran parte de lo que se sabe sobre el uso médico del Cannabis ha venido de la mano de usuarios que han experimentado y tenido experiencias positivas, y han compartido su experiencia de forma anecdótica. 

Debido a la prohibición y al haber categorizado la marihuana en la lista de sustancias que no tiene uso médico aceptado y sí un gran potencial de abuso, durante muchos años los investigadores no pudieron estudiar más sobre los beneficios de la planta.

Afortunadamente con la liberalización y las nuevas regulaciones, cada vez se ha podido investigar más sobre los beneficios terapéuticos en el tratamiento de distintas patologías.

Algunas de las propiedades médicas que cuentan con mayor aval científico son:

  • Reducción de náuseas y vómito en tratamiento de quimioterapia.
  • Aumento del apetito en pacientes con VIH/SIDA.
  • Reducción del dolor crónico.
  • Menor espasticidad en personas con Esclerosis Múltiple.
  • Disminución de convulsiones en pacientes con Epilepsia Refractaria.
  • y propiedades antiinflamatorias.
Sin embargo, estos no son los únicos beneficios que se han observado. También se ha visto que en algunos casos puede ayudar en personas con Parkinson, migrañas, depresión, insomnio, adicciones, ansiedad generalizada, alzheimer, entre otras patologías.


Un dato interesante del National Institute on Drug Abuse, sugiere que el uso de Cannabis Medicinal en pacientes con dolor crónico, disminuyó el uso y la prescripción de opioides, y por ende, el riesgo de muerte por sobredosis.

El Sistema Endocannabinoide: ¿Cómo actúa el Cannabis en nuestro cuerpo?

Nuestro sistema nervioso cuenta con receptores de cannabinoides, que son los que permiten que podamos captar y percibir los efectos del Cannabis.

Sin embargo, la existencia de estos receptores no se debe a que nuestro cuerpo esté adaptado para usar Cannabis, sino a que nosotros mismos producimos unos compuestos similiares a los de la planta. Estos se llaman endocannabinoides, y regulan distintas funciones en el organismo.

Se han identificado dos: 

  • Anandamida (AEA)
  • 2-arachidonoylglyerol (2-AG)

El sistema de receptores que recorre todo nuestro cuerpo se ha denominado Sistema Endocannabinoide. Su trabajo es regular funciones esenciales, como la presión sanguínea, la temperatura corporal, la frecuencia respiratoria, entre otros. 

Existen dos receptores, los CB1 y los CB2:

  • Los receptores CB1 se concentran principalmente en el cerebro y se asocia a procesos cognitivos, pero también a coordinación motora, movimiento, apetito, percepción del dolor y emociones.
  • Los receptores CB2 se concentran en el sistema inmune y el sistema nervioso, pero también en el intestino, el bazo, el hígado, el corazón, los riñones, los huesos, los vasos sanguíneos, las células linfáticas, las glándulas endocrinas y los órganos reproductores.

El Sistema Endocannabinoide interactúa con varios neurotransmisores (acetilcolina, dopamina, GABA, histamina, serotonina, etc.) y esta interacción es la que influye en la regulación de algunas funciones básica del cuerpo como el apetito, la presión arterial, la modulación de los tumores, el sistema inmunológico, las inflamaciones, la sensación de dolor, la memoria, el tono muscular, el aprendizaje, la emoción, el comportamiento adictivo, etc.

Como los cannabinoides de la planta y los endocannabinoides son estructuralmente muy similares, pueden desempeñar la misma función. Por lo tanto, al consumir Cannabis podemos influir en las funciones básicas que regulan los endocannabinoides.

Esto explica por qué la marihuana funciona como tratamiento terapéutico para muchos síntomas y enfermedades

Formas de usar Cannabis Medicinal

Podemos utilizar Cannabis para fines terapéuticos de múltiples formas. Aunque fumar sea lo primero que se venga a la mente, no es la única opción (de hecho, es la menos recomendada).

Hay varios métodos de consumo. El más adecuado para cada caso dependerá de las necesidades de cada uno y el efecto buscado.

Pueden ser:

Vaporizar: de esta forma el Cannabis se consume por la vía inhalatoria pero a diferencia de fumar se evita la combustión con ello las toxinas y daños que esta produce. Una ventaja de vaporizar es que el efecto es inmediato, por lo que puede ser útil en casos de crisis. Con este método, notaremos el efecto por 2-4 horas.

Aceite de Cannabis: uno de los métodos más utilizados por los usuarios medicinales. Aunque hay distintos tipos, los aceites se caracterizan por ser fáciles de dosificar, lo que permite llevar un tratamiento controlado. Su uso es sublingual (debajo de la lengua), por lo que el efecto tarda entre 15-40 min en aparecer, y dura entre 4-8 horas.

Uso de comestibles (o edibles): la comida con Cannabis es otra forma de usar la planta. Hay distintas preparaciones que podes hacer. Para usar este método debemos descarboxilar la marihuana, es decir, ponerla en calor para activar los compuestos.

Los comestibles con marihuana son muy difíciles de dosificar si los hacemos de forma casera. Por eso, es importante partir con dosis extremadamente bajas, ya que frecuentemente la gente se excede y tiene un mal viaje.

Cremas corporales: finalmente las cremas con Cannabis son una alternativa para los dolores localizados. Una forma de hacerlas en casa es a partir de un macerado en aceite coco. Se usan tanto para dolores musculares, como articulares, y para reducir la inflamación.

Efectos secundarios del Cannabis Medicinal

El Cannabis Medicinal tiene muchos beneficios, pero como cualquier sustancia, también tiene un lago negativo que debemos conocer antes de empezar a utilizarlo. Entre ellos:

  • Sequedad en la boca
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Falta de concentración
  • Disminución de memoria a corto plazo.
  • Reducción de la coordinación
  • En algunos casos puede aparecer ansiedad y taquicardia.
  • Gingivitis, en caso de fumar de formar frecuente

Los efectos secundarios del consumo de Cannabis son temporales, desaparecen una vez pasa el efecto de intoxicación. También cabe destacar que en la literatura clínica no se describe ninguna muerte por sobredosis de marihuana. 

¿Es adictivo?

El potencial adictivo del Cannabis es muy bajo. Cerca del 9% de los usuarios genera algún tipo de dependencia, comparado con el 15% del alcohol o el 30% del tabaco.

Esto se debe a dos factores, la tolerancia que baja comparativamente con otros drogas, y además, no genera dependencia física.

En cualquier caso, para no ser parte de ese porcentaje es importante evitar consumir en la niñez o adolescencia, llevar un consumo responsable, con un fin claro y evitando abusar.

CBD vs. Cannabis Medicinal

Uno de los compuestos del Cannabis es el CBD, o cannabidiol. En los últimos años este cannabinoide ha ganado popularidad porque nos permite aprovechar algunos de los efectos terapéuticos del Cannabis, sin tener el efecto psicoactivo. Esto se debe a que el efecto psicoactivo lo producen otros compuestos como el THC.

Entre los beneficios del CBD se incluyen:

  • Alivio del dolor
  • Mejorar el sueño
  • Combatir la ansiedad
  • Manejo del estrés
  • Anti-convulsivo
  • Alivio del dolor de cabeza, migrañas
  • Sensación de calma
  • Relajación corporal y mental
  • Mejora del estado de ánimo
  • entre otros.

Es importante aclarar que los productos de CBD puro no remplazan totalmente el Cannabis Medicinal. En algunos casos será suficiente con utilizar CBD y otros se requerirá THC, sin embargo es una alternativa muy buena para quienes están interesados en la alternativa terapéutica pero por razones personales, como su trabajo, prefieren evitar los efectos psicoactivos.

Esperamos que esta información te haya servido. Gracias por leernos y si quieres seguir en contacto, síguenos por redes sociales.

Noé & Team House of Weed