macerado con cannabis

Aceite de oliva cannábico

Receta para infusionar aceite de oliva (o de coco) con cannabis.
¿Cómo hacer aceite RSO? Leyendo Aceite de oliva cannábico 7 minutos Siguiente Receta de leche mágica

Aceite de oliva infusionado con Cannabis: Una forma rápida y fácil de preparar un aceite terapéutico para los amantes de la cocina cannábica.

Tabla de contenidos:

Beneficios del aceite de oliva

El aceite de oliva es un elemento indispensable en la dieta mediterránea (propia de países como España e Italia). Y como seguramente has escuchado, tiene varias propiedades medicinales. Entre ellas destaca:

  • Control del colesterol: Su alto contenido de grasas monoinsaturadas ayuda a disminuir los niveles de LDL (colesterol malo) y subir los de HDL (colesterol bueno).
  • Disminuye el riesgo de sufrir infartos: Sus efectos sobre el colesterol ayudan a prevenir la formación de placas de grasa en las arterias.
  • Efecto antiinflamatorio: Debido a sus propiedades antioxidantes el aceite de oliva disminuye procesos inflamatorios y es de utilidad para prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, como el alzheimer, hipertensión arterial, artritis reumatoide e incluso el cáncer.
  • Disminuye el riesgo de diabetes tipo 2: Además de ser de ayuda para perder peso, el aceite de oliva ha demostrado ayudar a disminuir los niveles de azúcar en la sangre. 
  • Propiedades bactericidas: Algunos de sus ácidos grasos le permite eliminar bacterias que causan infecciones en el sistema digestivo como el Helicobacter pylori, asociado con gastritis, úlceras y cáncer de estómago.

Si te das cuenta muchos de estos beneficios son compartidos con propiedades medicinales propias del cannabis. Por lo que no es descabellado considerar que el uso conjunto de estas dos sustancias puede potenciar mutuamente sus efectos positivos para la salud

Beneficios del cannabis medicinal

Cada año existe más evidencia de los beneficios terapéuticos del cannabis medicinal, razón por la cual muchos países e incluso la Organización de Naciones Unidas ha reconocido estas propiedades y flexibilizado sus legislaciones sobre esta planta.

Algunos de los usos medicinales más destacados del cannabis son para:

  • Dolor crónico
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida del apetito
  • Insomnio
  • Ansiedad y estrés
  • Artritis reumatoide
  • Esclerosis múltiple.

Por qué hacer aceite de oliva cannábico

Usar marihuana a través de aceites representa una ventaja por varias razones.

En primer lugar, ofrece una vía de administración más sana, ya que no necesita de la inhalación. El consumo en papel, pipas o bongs que requieren de combustión, y esta resulta dañina para el sistema respiratorio.

En segundo lugar, el aceite de oliva con cannabis te brindará un efecto más prolongado, lo que es muy provechoso si eres un usuario medicinal que no puede estar vaporizando continuamente.

En tercer lugar, esta preparación te permite dosificar con mayor precisión las concentraciones de cannabinoides que estás ingiriendo.

En cuarto lugar, un aceite de oliva con cannabis adecuadamente preparado y almacenado puede durar al menos 12 meses, algo muy duradero en comparación con otras presentaciones comestibles de marihuana. 

Receta de macerado cannábico en aceite de oliva

Existen dos métodos para preparar aceite de oliva con cannabis en casa, su principal diferencia se encuentra en el tiempo de elaboración.

macerado aceite oliva cannabico

Método Rápido 

Ingredientes:

  • 500 ml de aceite de oliva, de preferencia que sea aceite virgen extra
  • Entre 15 - 50 g de cogollo*
*La cantidad que utilices dependerá de qué tan fuerte deseas que sea el producto final. Puedes usar sólo las flores, o mezclarlas con hojas ricas en tricomas.

Utensilios:

  • Grinder
  • Bandeja para meter al horno
  • 2 ollas de distintos tamaños (para baño maría). También puedes utilizar una olla arrocera eléctrica.
  • Filtros de café nuevos o gasa estéril.
  • Jarros de vidrio con tapa.

Preparación paso a paso:

  1. Moler el cannabis:

No lo dejes como polvillo para facilitar la separación del material vegetal. 

En caso de añadir hojas, recuerda que estas deben estar secas y picadas.

2. Descarboxilar el material:

Coloca tus flores y/o hojas de cannabis en una bandeja e introdúcelas en el horno previamente precalentado a una temperatura de entre 110-140°C (nivel 1 u opción “bajo” de tu horno) durante 30-45 minutos.

Este proceso se llama descarboxilación y permitirá activar todos los cannabinoides disponibles.  No excedas el tiempo o la temperatura o podrías estropear los cannabinoides.

3.  Infusionar a baño maría:

Vierte el aceite en la olla más pequeña y adiciona el cannabis descarboxilado. Luego colócalo a fuego bajo en baño maría por 2-3 horas, revolviendo ocasionalmente.

Si vas a utilizar una arrocera eléctrica con control de temperatura ponlo a 120ºC entre 4-6 horas, a fuego bajo.

Es muy importante que no exceder los 120ºC o que tu aceite hierva, si esto sucede los cannabinoides perderán sus propiedades.

4. Dejar enfriar y filtrar

Una vez pasado el tiempo, deja enfriar y cuélalo utilizando un filtro de café o la gasa esteril. Guárdalo en un jarro de vidrio bien cerrado, y vòila! Ya tienes tu aceite de oliva cannábico casero.

Método Lento: 

Puedes repetir el mismo proceso anterior, omitiendo el paso 2, es decir, infusionar a baño maría la hierba. 

Simplemente se pone el material vegetal descarboxilado en el jarro de vidrio y se vierte aceite de oliva hasta cubrir por completo.

Dejamos la preparación en un lugar oscuro, lejos de la luz directa durante 1-2 meses macerando, y con el tiempo se infusionará todo el material.

La recomendación es agitar al menos una vez por semana. 

¿Qué beneficio tiene el método lento?

Al realizarlo en frío este método permite conservar y extraer todos los compuestos presentes en las flores de cannabis, incluyendo aquellos sensibles a las altas temperaturas como los terpenos.

De igual manera, el macerado lento mantendrá intactos los elementos que otorgan las propiedades beneficiosas al aceite de oliva.

Así que si cuentas con el tiempo y la paciencia, dale una oportunidad a esta forma de elaborar tu aceite de oliva cannábico.

Formas de consumir

El método de consumo más frecuente por usuarios medicinales es el sublingual. Para ello, debes disponer de un gotero, administrar las gotas debajo de tu lengua y esperar a que se absorban. El número de gotas de aceite dependerá de la necesidad de cada persona, pero te recomiendo empezar por 1 o 2 y esperar unos 45 minutos para evaluar el efecto.

Si notas que el aceite ha quedado más concentrado de los que deseabas ¡no te preocupes!.

Existe una solución muy sencilla, tan solo tienes que diluirlo con aceite de oliva nuevo, agitarlo, dejarlo reposar y podrás tener tu misma preparación pero con un efectos más suave. 

Otra forma de utilizar este aceite es en presentaciones culinarias, bien sea para aderezar ensaladas, bruschettas, pastas, tostadas, etc. 

Podrías incluso llegar a utilizarlo en preparaciones calientes, pero debes tener en cuenta que si sometes el aceite a altas temperaturas este perderá sus propiedades terapéuticas, así que de hacerlo procura utilizar temperaturas bajas y tiempos de cocción cortos para no perder todos los cannabinoides de tu aceite.

Espero que esta receta te sea de mucha utilidad y puedas aprovecharla en casa.

Saludos y hasta la próxima! 

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de publicarse.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.