El cáncer es una de esas enfermedades de la que todos hemos oído hablar, bien sea por supimos de él en alguna clase, por el infortunio de haber tenido algún familiar o un ser querido afectado o incluso por haber sido diagnosticado personalmente en algún momento de nuestras vidas.

Afortunadamente, cada año son más los hallazgos científicos que permiten un diagnóstico temprano y un tratamiento más efectivo de esta enfermedad, aunque es importante destacar que los efectos secundarios de la gran mayoría de ellos siguen siendo sumamente incapacitantes.

Curiosamente, el auge del cannabis medicinal no solo ha permitido encontrar evidencia que sustenta el uso de cannabinoides para el manejo de los síntomas del cáncer y la quimioterapia, sino que han llevado a encontrar efectos anti-cancerígenos en la interacción de algunos componentes de la planta con nuestro organismo.

Déjame contarte un poco más en este artículo.

Tabla de contenido

alt='' cannabis medicinal para cannabis ''

¿Qué es el cáncer?

Cáncer es el término que se ha utilizado para definir a un grupo heterogéneo de enfermedades caracterizadas por la replicación rápida y anómala de las células de un tejido, formando lo que conocemos como neoplasias o tumores. Estos tienen la característica de poder extenderse más allá de sus límites habituales, pudiendo invadir las zonas adyacentes.

En el año 2018 hubo 18,1 millones de casos nuevos de cáncer, con una mortalidad de 9,5 millones de personas a nivel mundial. 

La razón por la cual el cáncer genera daños en nuestro organismo es porque, esta replicación celular acelerada requiere de una aporte nutricional que supera la capacidad de nuestros tejidos, por lo que estos tumores consumen los nutrientes necesarios para la supervivencia de las células sanas.

Además de esto, las neoplasias, o masas anormales de tejido, se asocian al desarrollo de enfermedades como infecciones, eventos trombóticos y otras que estarán asociadas al órgano específico que esté afectado.

Los signos y síntomas de cáncer varían ampliamente dependiendo del tejido afectado, pero de forma general pueden estar asociados a la pérdida exacerbada de peso, presencia de ganglios duros e inmóviles y eventualmente presencia de masas palpables.

alt='' cáncer y cannabis medicinal ''

Tratamientos actuales para el cáncer

En la actualidad existe un claro arsenal de opciones para el manejo del cáncer, la selección de cuál utilizar dependerá de factores como el tipo de cáncer, el tamaño del tumor y el compromiso de otros tejidos.

Los tratamientos más utilizados son:

Quimioterapia:

Consiste en la administración de fármacos con un componente citotóxico (tóxico para las células) que inhibe la capacidad de replicación de las células cancerígenas. 

alt='' quimioterapia y cannabis medicinal ''

Radioterapia: 

Consiste en la administración externa o interna de radiación mediante la emisión focalizada de radiación o la inserción localizada de sustancias radioactivas respectivamente, las cuales tienen la capacidad de destruir las células tumorales.

Terapias biológicas: 

Consiste en la administración de anticuerpos creados en el laboratorio que tienen la capacidad de asociarse a proteínas específicas que expresan mayoritariamente las células neoplásicas. 

Resección quirúrgica:

En algunos escenarios la resección quirúrgica del tumor está indicada, con ella se consigue eliminar el mayor porcentaje posible de tejido neoplásico y los ganglios linfáticos que estén comprometidos.

El principal inconveniente de estas terapias es que, a excepción de la resección quirúrgica, no tienen la capacidad de atacar selectivamente al tumor.  Al mismo tiempo que destruyen células cancerígenas, destruyen células sanas de nuestro organismo. 

Esto produce numerosos efectos adversos cuyos síntomas pueden llegar a ser más severos que los producidos por el cáncer en sí mismo. Dentro de ellos destacan:

  • Fatiga
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Caída del cabello
  • Dolor generalizado y localizado
  • Infecciones
  • Alteraciones en el deseo y la función sexual
  • Incontinencia
  • Lesiones en la piel

Cannabis en el tratamiento de cáncer

A esta altura los efectos beneficiosos del cannabis medicinal no son un secreto para nadie, hasta el punto en el que la OMS (Organización Mundial de la Salud) reconoce las propiedades medicinales de los cannabinoides. Por esta razón en el 2020 el cannabis fue retirado de la lista IV por la comisión de estupefacientes de la ONU (Organización de Naciones Unidas) donde figuraba junto a sustancias altamente nocivas y adictivas como la heroína.

En cuanto a las propiedades terapéuticas que el cannabis, a través de su interacción con el sistema endocannabinoide, puede ofrecer a los pacientes con cáncer, podemos destacar dos tipos:

  1. Mejorar los síntomas asociados a la enfermedad.
  2. Tener un efecto antitumoral.

Manejo sintomático

En la actualidad, el uso del cannabis medicinal en el contexto del cáncer que cuenta con la mayor evidencia científica, es para el alivio de los síntomas asociados a esta enfermedad y a su tratamiento. 

Esto ha permitido que hoy en día existan diversos productos a base de cannabinoides, especialmente el THC y CBD, con la aprobación internacional para ser administrados en este grupo de pacientes, siendo de utilidad para manejo de:

  • Dolor crónico
  • Náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia
  • Pérdida del apetito
  • Ansiedad

Gracias a esto, muchos pacientes encuentran en el uso medicinal de esta planta, la solución para una mejora en su calidad de vida:

  • Disminuye los niveles de ansiedad asociados al diagnóstico y sus repercusiones personales
  • Mejora su estado de ánimo y su apetito
  • Regular los síntomas discapacitantes y los severos efectos adversos frecuentemente asociados a los tratamientos de esta enfermedad.

alt='' sintomas cancer tratar con cannabis medicinal ''

Efecto antineoplásico, o anticancerígeno

En los últimos 20 años, una de las propiedades del cannabis que ha causado más revuelo y debate es su efecto anti-cancerígeno.

Esto debido a que una sustancia que previamente se consideraba como altamente nociva y peligrosa, hoy en día ha demostrado la capacidad de convertirse próximamente, en parte de los esquemas de tratamiento de múltiples tipos de cáncer.

Estas propiedades antineoplásicas se encuentran respaldadas por diversos estudios realizados in vitro (en células aisladas), en animales e incluso humanos, donde han encontrado evidencia de que cannabinoides como el CBD y el THC pueden:

  • Inducir la apoptosis (muerte celular programada) de células cancerígenas e inhibir su proliferación. 
  • Disminuir el crecimiento y el tamaño de los tumores.
  • Inhibir la angiogénesis tumoral (formación de vasos sanguíneos).
  • Disminuir la migración, invasión y adhesión tumoral característica de los procesos metastásicos

Estos mecanismos han permitido que hoy en día se esté postulando la utilidad de los cannabinoides en el tratamiento de:

  • Cáncer de cerebro
  • Cáncer de mama 
  • Cáncer del sistema gastrointestinal
  • Cáncer de pulmón
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer del sistema inmune
  • Cáncer del sistema linfático

Pese a contar con esta evidencia, al día de hoy no existe una recomendación oficial por parte de la comunidad científica para la utilización del cannabis en el tratamiento del cáncer. 

Aun así, cada vez son más los estudios que salen a la luz pública y esperamos que en un futuro no muy lejano los cannabinoides hagan parte de los esquemas de tratamiento aprobados para tratar esta enfermedad.

¿Cómo puedo utilizar cannabis para el cáncer?

Tras conocer todos los beneficios del cannabis medicinal para aliviar los síntomas del cáncer y sus numerosas propiedades antineoplásicas, se preguntarán: ¿Cómo puede utilizarse? 

Presentaciones farmacológicas

En este grupo nos encontramos con moléculas que bien pueden ser extraídas directamente de la planta de cannabis como sintetizadas artificialmente en un laboratorio, contando ambas con la capacidad de interactuar con los receptores del sistema endocannabinoide.

Dentro de este grupo nos encontraremos con:

Sativex: un spray sublingual realizado a partir de extractos directos de la planta de cannabis, con una proporción 1:1 THC y CBD, que además cuenta con la presencia de otros cannabinoides, terpenos y flavonoides en menores concentraciones. Actualmente su uso se ha aprobado para mejorar los síntomas de dolor, náuseas, vómitos y pérdida del apetito.

alt='' sativex cannabis medicinal para cancer ''

Aceites de CBD: Son productos cuyo principal principio activo es el cannabidiol, el principal cannabinoide no psicoactivo de la planta. Su administración es sublingual y sus principales usos reconocidos son para el alivio del dolor y la modulación de la ansiedad.

Estos aceites pueden, o no, contener otros cannabinoides. Si te interesa saber más respecto a los tipos, ventajas y sus usos, revisa este enlace.

Dronabilona: Es un análogo sintético de THC que viene en presentación de cápsulas y solución oral. Al tratarse de un cannabinoide sintético no cuenta con la presencia de otros cannabinoides, terpenos y flavonoides. Su uso se ha aprobado para el manejo de náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia.

Nabilona: Al igual que la dronabilina es un análogo sintético de THC, cuya presentación es únicamente en cápsulas. Su uso también se ha aprobado para el manejo de náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia.

Directo de la planta de cannabis

Por supuesto, la utilización directa de las flores de cannabis es una opción disponible para obtener los beneficios de los cannabinoides de la planta. Las formas más recomendadas para su uso son:

Vaporización: alternativa para aquellas personas que quieren conseguir un efecto inmediato, bien sea para aliviar el dolor, náuseas, vómito o la ansiedad de manera súbita.

Este método también permite aprovechar y experimentar con las amplia gama de variedades de cannabis que ofrecen diferentes propiedades medicinales según la concentración de sus principios activos.

Se recomienda la vaporización y no los métodos fumados ya que el proceso de combustión necesario para la utilización de estos últimos produce la liberación de sustancias tóxicas que pueden ser irritantes para la vía aérea e incluso tener un efecto cancerígeno.

Si te interesa saber más sobre vaporizadores, sus tipos y sus ventajas sobre la combustión, te invito a leer este artículo al respecto.

Comestibles: Los comestibles son una buena opción para buscar un efecto más duradero del que nos ofrecen los métodos inhalatorios como la vaporización.

El principal inconveniente de estos, es la difícil dosificación de los cannabinoides, por lo que se recomienda ser muy cauteloso con las cantidades ingeridas y en la medida de lo posible intentar aprovechar este método para el consumo de cannabinoides no psicoactivos como el CBD.

Un ejemplo del uso que se puede dar a los comestibles a base de cannabis, es su consumo poco tiempo antes de ir a dormir, lo que podría ser una excelente alternativa para personas que debido a sus dolores crónicos sufran de insomnio, pudiendo encontrar una alternativa para mejorar su calidad del sueño.

alt='' gomitas cbd en cancer ''

No debemos olvidar que los cannabinoides pueden interactuar con otros medicamentos, incluidos aquellos utilizados en las quimioterapias, por lo que en caso de estar recibiendo alguno de estos fármacos es importante que consultes con tu médico sobre la mejor forma de consumir este tipo de productos y evitar interacciones.

Es importante tener en consideración que el uso crónico de cannabis, puede generar tolerancia a sus efectos, requiriendo dosis cada vez más altas de cannabinoides para conseguir un alivio de los síntomas. Esto puede asociarse no solo a un mayor gasto económico, sino a un riesgo aumentado de efectos adversos.

Por esta razón, te recomiendo la utilización de microdosis y eventualmente realizar un parón de entre 48H a una semana para recuperar tu sensibilidad a los cannabinoides.

alt='' cancer y canabis medicinal ''

El cáncer es una enfermedad, que por su naturaleza genera un gran impacto no solo en la salud de la persona afectada, sino en la de todos los seres queridos a su alrededor. 

La principal razón detrás de esto es el deterioro en la calidad de vida que este produce, bien sea directamente o a través de los efectos secundarios de su tratamiento. 

El cannabis medicinal, pese a que aún no cuenta con una recomendación oficial como un tratamiento curativo para el cáncer, sí se recomienda como una terapia de alivio para los síntomas de la enfermedad y su tratamiento. Su utilización representa una alternativa para conseguir una mejora significativa en la calidad de vida de los pacientes que cursan con este diagnóstico.

Puede ser la alternativa ideal para poder afrontar  el transcurso de esta enfermedad con la menor cantidad de síntomas y de esta manera contar con la fuerza necesaria para luchar contra ella y ojala superarla.

Espero que este artículo te haya gustado, 

Saludos

 

Fuentes:




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

¿El cannabis te puede volver estéril?
¿El cannabis te puede volver estéril?

Revisamos la literatura científica y te contamos qué se sabe sobre el efecto del cannabis en la fertilidad.
Receptor CB1: Su potencial en tratamientos con Cannabis
Receptor CB1: Su potencial en tratamientos con Cannabis

Qué es el receptor CB1 y por qué tiene un gran potencial en el desarrollo de tratamientos con Cannabis medicinal.
Cannabis y enfermedades neurodegenerativas
Enfermedades Neurodegenerativas: ¿Sirve el Cannabis?

Evidencia sobre el uso de Cannabis en el tratamiento de Enfermedades Neurodegenerativas, como el Alzheimer y el Parkinson.