INFO: VENTAS@HOUSEOFWEED.CL

En los últimos años el uso de vaporizadores para toda clase de sustancias, como esencias, tabaco y cannabis se ha popularizado debido a la mala reputación que han cogido los métodos para fumar que requieren de combustión en cuanto al daño que pueden generar para nuestra salud.

Es por esto que hoy te contaremos todo lo que necesitas saber de los diferentes tipos de vaporizadores y ojala convencerte de tomar la decisión de cambiar tu método de consumo por uno más saludable y eficiente.

Tabla de contenidos

    ¿Por qué es tan mala la combustión?

    Para nadie es un secreto que el consumo de cigarrillo es sumamente nocivo para la salud, pero lo que no todo el mundo sabe es que este daño, además de estar asociado a la nicotina de hoja de tabaco, se debe al proceso de combustión necesario para fumarlos, un proceso compartido para aquellos consumidores de marihuana que utilicen porros o pipas.

    Durante la combustión el material oxidable, en este caso flores de cannabis, alcanza temperaturas que pueden alcanzar los 900º C, temperaturas a las cuales cualquier compuesto vegetal sin importar su naturaleza libera compuestos tóxicos como alquitrán, monóxido de carbono, tolueno, naftalina, benceno y muchas otras sustancias con propiedades cancerígenas e irritativas del sistema respiratorio. 

    ¿Qué es y cómo funciona un vaporizador?

    Un vaporizador es un dispositivo que aprovecha el calor para evaporar y volatilizar las sustancias activas que desean ser inhaladas.

    A diferencia de los métodos que requieren combustión, al vaporizar no es necesario alcanzar temperaturas tan elevadas, limitándose así a rangos entre los 90 y 230 grados centígrados aproximadamente. El rango varían según el producto de cannabis que se espere consumir (flores secas, extractos o concentrados líquidos).

    Sin embargo, todos cuentan con una batería que brinda la energía, una cámara de calentamiento con una resistencia, en la cual se alcanzará la temperatura deseada y una boquilla por donde inhalamos el vapor resultante.

     

    Tipos de vaporizadores y sus diferencias

    Podemos diferenciar los vaporizadores según el producto para el que estén diseñados. Así encontraríamos tres tipos de vaporizadores: para hierba, para extractos y para líquidos.

    Vaporizadores de hierba:

    Son dispositivos que cuentan con una cámara de calentamiento en la que se pueden colocar directamente las flores secas de cannabis. Estos tienen el beneficio de poder utilizar directamente los productos del cultivo, variando así experiencias entre una variedad y otra, sin la necesidad de ningún proceso o producto adicional. Son aquellos utilizados en los estudios científicos que aprovechan la vaporización como vía de administración.

     

    Vaporizadores de Extractos: 

    Estos dispositivos pueden ser vaporizadores de flores secas, con una funcionalidad mixta o tratarse de equipos únicamente con la opción de vaporizar extracciones.

    Esto se logra a través de adaptaciones en los elementos que se introducen en la cámara de calentamiento u hornos de calentamiento especializados para este tipo de productos respectivamente.

    Estos vaporizadores suelen ofrecer una opción más sencilla que el calentar bongs o pipas de vidrio con un mechero para aprovechar los extractos, permiten una mejor apreciación de los sabores de la variedad de cannabis utilizada pero cuentan con el inconveniente de los elevados costos de los equipos y las extracciones en sí mismas.

    Recordar que estos productos suelen tener una concentración más elevada de THC que las flores, lo que se asocia a un efecto más intenso y una mayor incidencia de efectos adversos asociados al uso de cannabis.

    Si quieres saber más sobre los efectos adversos del uso de cannabis te invitamos a leer nuestro blog sobre cannabis, alcohol y tabaco.

    Vaporizadores de líquidos: 

     Estos vaporizadores utilizan preparados comerciales en forma de cartuchos o en “pens” desechables, estos productos suelen ofrecer diferentes variedades de cannabis y tener altas concentraciones de THC.

    Es importante destacar que estos productos se han asociados eventualmente con problemas en el sistema respiratorio, en un cuadro clínico conocido como “Lesión Pulmonar Asociada al Uso de Vaporizadores Electrónicos” Se ha sugerido que la causa de esta enfermedad son las propiedades tóxicas de algunos de los componentes utilizados para espesar los líquidos de vaporización, como el acetato de vitamina E, un problema especialmente frecuente en los vaporizadores de líquidos sin regulaciones de producción. Razón por la cual en los últimos años han aumentado los controles de calidad de este tipo de productos.

    Ventajas de los vaporizadores:

    Efecto más lúcido:

    La mayoría de los usuarios de vaporizadores reportan un efecto más lúcido, despierto y enérgico en comparación con métodos que requieren combustión. Esta menor afectación de nuestro estado de conciencia hará más fácil desarrollar tareas que requieran nuestra concentración.

    Aun así aclaramos que no incentivamos el uso de cannabis durante momentos que requieran nuestra atención como conducir, manipular equipos o materiales potencialmente peligrosos, entre otras cosas.

    Ahorro de hierba:

    Durante la combustión se destruyen más del 40% de los productos activos de la planta de marihuana incluyendo los cannabinoides. Es por esto que al vaporizar obtendremos un efecto psicoactivo utilizando menos cannabis que utilizando métodos de combustión, lo que a fin de cuentas se traducirá en un ahorro en las cantidades de marihuana utilizadas.

    Mejor sabor:

    Los terpenos son moléculas presentes en el cannabis y otras plantas, asociado al sabor, aroma y características del efecto psicoactivo. Estos son sumamente sensibles a las altas temperaturas, por lo cual se destruyen casi por completo durante la combustión. Al vaporizar a bajas temperaturas, podremos percibir mayor cantidad de terpenos presentes en las flores de marihuana por lo que se disfrutará de un agradable sabor. 

    Experiencia personalizada:

    Algunos vaporizadores permiten regular la temperatura a la que se programa la cámara de calentamiento, esto permite aprovechar las distintas moléculas del cannabis, ya que estas cuentan con diferentes temperaturas de volatilización. Es así cómo podemos disfrutar de una experiencia muy rica en sabores con un efecto psicoactivo ligero y principalmente cerebral en temperaturas bajas, un efecto más intenso y corporal a temperaturas altas o un efecto mixto sin perder la apreciación de sabores a temperaturas medias.

    Para más información sobre cómo aprovechar al máximo las temperaturas de tu vaporizador puedes visitar nuestra Guía básica de vaporizadores de hierba.

    Uso medicinal: (rápido efecto)

    La vaporización, es el único método que utiliza la vía de administración inhalatoria que ha sido aprobado por la comunidad científica con el fin de utilizar cannabis medicinal, esto debido a las disminución significativa de las sustancias tóxicas asociadas a otros métodos inhalatorios que requieren combustión y las ventajas terapéuticas que ofrece esta forma de consumo.

    Al vaporizar, el usuario medicinal puede percibir un efecto casi inmediato, tan solo escasos minutos después de aspirar el vapor, algo que se vuelve de mucha utilidad cuando se utilizan productos a base de cannabis para aliviar dolor, disminuir crisis de ansiedad, inducir el sueño en el insomnio, entre otras cosas. 

    Además de esto, cuando vaporizamos, podemos aprovechar casi en su totalidad los distintos cannabinoides, terpenos y flavonoides presentes en la planta de cannabis. Lo que nos permite beneficiarnos de las variantes en contenido y en concentraciones de estas sustancias que ofrece cada cepa en particular, pudiendo así, escoger y utilizar la variedad más adecuada para nosotros acorde con la propiedad medicinal que estemos buscando.

    Si quieres saber más sobre el tema puedes visitar nuestro artículo sobre cannabis medicinal.

    Desventajas de los vaporizadores:

    Costo de los vaporizadores:

    Aun cuando actualmente nos podemos encontrar con vaporizadores sumamente económicos, estos suelen ser fabricados con materiales poco duraderos y sin estándares de calidad, razón por la cual ese vaporizador que conseguiste en rebaja podría durar mucho menos de lo que esperabas, generar un vapor de mala calidad o inclusive en el peor de los casos ser potencialmente nocivo para tu salud.

    Es por eso que nuestra recomendación es que ahorres un poco e inviertas en un vaporizador de calidad, no significa esto que solo debas utilizar un equipo de gama alta cuyos precios serán elevados, sino un equipo de la gama que te permita tu presupuesto pero de una calidad garantizada. 

    Si tienes dudas sobre qué tipo de vaporizadores deberías comprar en base a tus necesidades, te recomendamos visitar nuestra sección de vaporizadores.

    Enfermedades asociadas al uso de vaporizadores de líquidos:

    Como mencionamos anteriormente, algunos vaporizadores de líquidos, se han asociado con enfermedades como la lesión pulmonar asociada al uso de vaporizadores electrónicos. Es por esto que se vuelve un tema de suma importancia verificar los estándares de calidad de fabricación del vaporizador que vayamos a ocupar, y nunca comprar en el mercado negro.

    Riesgos con el sistema eléctrico:

    Aunque escasos, se han reportado fallas de los sistemas electrónicos de los vaporizadores secundario a un mal uso del dispositivo o una mala calidad de sus componentes. Es por eso que es importante prestar atención a las recomendaciones de uso de cada fabricante con respecto a la capacidad de usarse conectado, evitar el uso del dispositivo si éste está mojado y procurar adquirir productos de un fabricante reconocido.

    Por las razones descritas anteriormente, los vaporizadores, especialmente los de hierba, nos permitirán tener una experiencia más completa y saludable a la hora de utilizar cannabis, sea con fines recreativos o medicinales. 

    Una inversión en un dispositivo de una marca reconocida, te podría permitir disfrutar durante años de un equipo que te permitirá llevar a cabo un consumo responsable, no solo causando menos daños a tu cuerpo, sino también representando a largo plazo un ahorro para tu bolsillo.

    Vaporizar siempre será mejor que fumar :)

    Espero que este artículo te haya permitido conocer un poco más sobre los diferentes tipos de vaporizadores, sus ventajas y desventajas.

    Un abrazo,

     




    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


    Ver artículo completo

    Cannabis, Alcohol y Tabaco
    Cannabis, Alcohol y Tabaco

    1 Comentario

    Comparación de las estadísticas y consecuencias del uso de alcohol, tabaco y marihuana, las sustancias más utilizadas en el 2020.
    Situación del Cannabis en Chile 2021
    Situación del Cannabis en Chile 2021

    1 Comentario

    Revisamos la Ley 20.000 para ver qué cosas permite y cuales no respecto al uso, posesión y cultivo de Cannabis para consumo personal.

    alt='' diferencia canamo vs marihuana ''
    Cáñamo vs. marihuana: ¿Cuál es la diferencia?

    Ambas pertenecen a la misma especie, pero una tiene una finalidad reacreativa y otra industrial. Te explicamos sus diferencias.