INFO: VENTAS@HOUSEOFWEED.CL

Una idea que se ha popularizado en el inconsciente colectivo desde hace décadas, es la del daño directo que genera el consumo de marihuana sobre el cerebro. Pero... ¿será esto cierto? 

Resumen de Contenidos

La llegada de la legalización de su uso medicinal y recreativo en varios países permitió que los científicos cuestionen los argumentos que sustentaban las teorías del daño cerebral inducido por el consumo de Cannabis.

Para sorpresa de muchos, la gran mayoría de modelos experimentales han fracasado en replicar los resultados obtenidos décadas atrás y por lo contrario se han descubierto numerosas propiedades neuroprotectoras en el uso de cannabinoides.

Esto no significa que el Cannabis sea una sustancia inocua para nuestro cerebro, pero sí que su daño se ha sobreestimado por muchos años y que el panorama no parece ser tan desalentador para los consumidores.

Aquí te cuento un poco sobre cómo la marihuana puede afectar el cerebro y también cómo puede protegerlo. 

Efectos negativos del uso de cannabis en el cerebro

Pese a que en el pasado se consideraba científicamente comprobado el deterioro cognitivo secundario al uso de cannabis, la revisión de los estudios que lo justificaban, ha demostrado fallos en sus diseño experimentales.

Tal es el caso de un estudio en el que se administraba cannabis a primates para comprobar el daño neurológico resultante, años más tarde se evidencio que el daño neuronal reportado era causado por intoxicación con monóxido de carbono dada la cantidad desmesurada de humo a la que se expuso a los animales.

De igual manera, estudios que afirmaban una disminución significativa del coeficiente intelectual en usuarios de cannabis, se demostró en revisiones posteriores, que ignoraban puntos claves como el nivel socioeconómico de los participantes estudiados.

Aun así, es importante recordar que si se han encontrado efectos negativos del consumo de cannabis en nuestro cerebro y estos dependen principalmente de tres elementos:

  • La edad
  • La dosis
  • Las condiciones personales predisponentes.

Uso en la adolescencia

El neurodesarrollo es un proceso que atravesamos todos los seres vivos, que inicia desde antes de nuestro nacimiento y en el caso de los seres humanos termina aproximadamente a los 20 años.

Durante este proceso se crean y afianzan interconexiones neuronales que nos harán tener, en nuestra adultez, todas las destrezas y habilidades motoras, sociales, emocionales e intelectuales que nos permitirán interactuar adecuadamente con nuestro medio.

La adolescencia es un periodo clave de este proceso, siendo una etapa en la cual abundan la mielinización, un mecanismo que sirven para optimizar el funcionamiento de nuestras conexiones neuronales en la fase final previa a la adultez.

Por coincidencia, la adolescencia suele ser el momento donde muchos de nosotros nos exponemos por primera vez al uso de sustancias psicoactivas, pudiendo ser alcohol, tabaco o en este caso, Cannabis. Lo que puede intervenir con el neurodesarrollo en un momento clave.

En la actualidad, diversos estudios sugieren que el consumo de cannabis en esta etapa puede ser contraproducente para el proceso de mielinización y por ende del neurodesarrollo, pudiendo dejar secuelas irreversibles en el funcionamiento de nuestro sistema nervioso central y especialmente en nuestro cerebro. 

Además de esto, el uso de cannabis en la adolescencia se ha asociado a un mayor riesgo de dependencia, alteraciones estructurales de nuestro cerebro y afección del área emocional.

La magnitud del daño que puede generar el consumo de marihuana en la adolescencia es dependiente de la dosis y por ende proporcional a la magnitud y frecuencia de su uso.

Así que si eres uno de los tantos millones de personas que consumieron Cannabis en su adolescencia, no te preocupes, ¡Tu cerebro va a estar bien!

Afortunadamente nuestro sistema nervioso cuenta con múltiples recursos para recuperarse de los daños a los que es sometido.

Ahora, si quien lee esto es un adolescente o el padre de un adolescente iniciando su consumo, te recomiendo que pienses dos veces antes de decidir continuar con él, esperar algunos años podría ser ideal para alcanzar el máximo potencial de tu cerebro y quien sabe, podríamos tener al nuevo Albert Einstein entre nosotros :)

Para más información puedes visitar nuestro entrada sobre el consumo en la adolescencia

Uso crónico

El uso crónico de cannabis se ha asociado con un deterioro cognitivo transitorio, especialmente en el desempeño de funciones ejecutivas que nos permiten realizar tareas complejas. 

Afortunadamente estos estudios han demostrado que, a diferencia de lo que ocurre en la adolescencia, los cambios son reversibles si abandonamos el consumo, logrando recuperar nuestras habilidades neurológicas. 

No está de más destacar, que los estudios que encuentran esta relación no han sido concluyentes en encontrar claridad de un daño permanente debido al efecto tóxico a nivel neurológico de los cannabinoides, por lo que estas alteraciones cognitivas podrían estar relacionadas a un consumo abusivo de cannabis, en el cual la persona no logre una adecuada ejecución de las tareas por encontrarse bajo el efecto de la sustancia o por las consecuencias de su estado de dependencia. 

Si quieres saber más sobre la dependencia o aprender tips para disminuir tu consumo de cannabis puedes hacer click en los enlaces. 

Asociación con las Enfermedades mentales:

Una herramienta utilizada frecuentemente por políticos, parlamentarios y figuras públicas que abogan en contra de la legalización del cannabis, es su supuesta relación directa con el desarrollo de enfermedades mentales, principalmente la esquizofrenia. Pero hoy en día se puede afirmar que NO hay evidencia científica que señale que la marihuana es causante de esta enfermedad.

No es de sorprender, que si buscamos en internet encontraremos  montones de paginas que afirman que el consumo de marihuana es un factor de riesgo para padecer enfermedades mentales, pero estas afirmaciones simplifican erróneamente los hallazgos de diversos estudios realizados durante años sobre los nexos del cannabis con los trastornos psiquiátricos.

Estos estudios no hablan de causalidad de esquizofrenia debida al uso de cannabis, sino de un número mayor de personas con esquizofrenia en los grupos de consumidores en comparación con los grupos de personas no consumidoras.

Pero, ¿No es eso lo mismo?. Te cuento que no lo es, ya que esa afirmación ignora el hecho de que las personas que padecen de enfermedades psiquiátricas tienen una tendencia mayor que las sanas, al consumo de sustancias psicoactivas.

Esto sucede como un proceso automedicación donde el paciente busca aliviar los síntomas de su enfermedad con este tipo de sustancias. Y no lo hacen sólo con el cannabis, sino con todo tipo de sustancias psicoactivas.

Un hecho que vale la pena acotar es que aquellas personas que sufran de trastornos psiquiátricos o tengan una predisposición genética a ellos, pueden presentar sus primeras crisis o agudizaciones de sus enfermedades con el uso de sustancias psicoactivas, por lo que NO deberían consumir cannabis, alcohol, drogas alucinógenas o estimulantes.

Efectos positivos del uso de cannabis en el cerebro

Con el auge del cannabis medicinal, múltiples estudios han buscado extrapolar las propiedades terapéuticas de los cannabinoides a todos los sistemas del cuerpo humano, entre ellas destacan las propiedades neuroprotectoras de los cannabinoides para nuestro cerebro. 

No quiere decir esto que fumar marihuana va a proteger tu cerebro contra las enfermedades, pero sí, que se han descubierto propiedades en las moléculas de la planta de cannabis que pueden prevenir enfermedades neurodegenerativas, estimular la regeneración neuronal y mejorar el desenlace de pacientes con lesiones en el cerebro.

Cannabis en alcoholismo:

Uno de los estudios que llamó más mi atención mientras investigaba para esta entrada fue uno que afirmaba que el CBD (cannabidiol), podría ser útil para reducir no solo las secuelas neurológicas y hepáticas del consumo de alcohol, sino para disminuir el consumo de alcohol en sí mismo. Y aunque debo reconocer, que inicie la lectura con cierto escepticismo, los argumentos del artículo lograron sorprenderme.

En este afirmaban que, a través de varios estudios en roedores, habían logrado encontrar cambios en los patrones de consumo de alcohol con la administración de CBD.

  • Disminución en la motivación, recaída y consumo total de alcohol, asociado a la intervención del CBD en el sistema de recompensa de los roedores. Estos a su vez disminuyeron su ansiedad e impulsividad asociada al consumo.
  • Disminución en el desarrollo de hígado graso y fibrosis hepática, condiciones que preceden a la cirrosis. Esto lo lograba a través de disminuir la acumulacion de moleculas grasas en el hígado, modular la respuesta inflamatoria y producir la muerte de células activadas que predisponen estas patologías.
  • Disminución del daño neuronal que causa el alcoholismo, debido a sus propiedades antioxidantes e inmunomoduladoras.

Estos estudios, aunque prometedores, se han realizado sólo en modelos animales, por lo que su uso en humanos aún es tema de estudio, pero las ventajas que ofrece el CBD para los millones de personas y familias víctimas del alcoholismo, son alentadoras.

Cannabis y envejecimiento:

Aunque uno de los efectos indeseados más comúnmente reportados durante el uso de cannabis y en especial de cepas con alto contenido de THC, es el déficit en la memoria de corto plazo, estudios recientes plantean circunstancias específicas en las cuales el THC podría ser beneficioso para el cerebro y la memoria.

Estos estudios han demostrado que al administrar dosis bajas de THC crónicamente en animales ancianos, se logra conseguir:

  • Aumento de la producción de neuronas en el hipocampo (área relacionada con el aprendizaje, la memoria a corto y largo plazo)
  • Disminución de procesos neurodegenerativos asociados al Alzheimer
  • Protección ante el daño cognitivo secundario a procesos inflamatorios 
  • Mejora de la memoria y funciones cognitivas 

      Curiosamente estos efectos solo se conseguían si se administraban en modelos animales ancianos y en dosis considerablemente bajas. Al experimentar crónicamente con dosis más altas o animales más jóvenes, sin importar las dosis, los resultados eran opuestos, generando alteraciones en la funcionalidad cognitiva e incluso induciendo neurodegeneración del hipocampo.

      Cannabis en lesiones cerebrales Isquémicas

      La isquemia se define como la disminución transitoria o permanente del flujo sanguíneo en un tejido, que lo afectan por disminuir el aporte de oxígeno, el aporte de nutrientes y la eliminación de productos metabólicos.

      Una propiedad recientemente estudiada del CBD, son sus propiedades para disminuir el daño neuronal en modelos animales luego de privar áreas seleccionadas del cerebro de oxígeno y glucosa.

      Los tejidos sometidos a isquemia tuvieron una menor muerte celular y mayor regeneración en el grupo al que se administró CBD que al control, debido a que disminuyó la inflamación y mejoró la utilización de energía de las células sobrevivientes.

      Estás propiedades, aunque hasta el momento solo han sido probadas en animales, prometen una utilidad en pacientes que sufran traumas craneoencefálicos o incluso accidentes cerebrovasculares, ambas causas frecuentes de discapacidad y mortalidad a nivel mundial

      Esperamos que en esta entrada  hayas aprendido cuáles son los riesgos que el cannabis puede generar a tu cerebro y las conductas que hacen que estos riesgos estén presentes. Así como algunos avances prometedores de sus propiedades neuroprotectoras.

      Es importante, destacar la importancia de una buena comunicación con tus hijos, familiares y amigos sobre los daños que puede generar el cannabis si empezamos a utilizarlo a temprana edad, así como la importancia de evitar al máximo el consumo  de marihuana si padecemos de alguna enfermedad mental o tenemos antecedentes familiares.

      Por último, quiero recordarte la importancia de un consumo responsable, en el cual procuremos utilizar cannabis proveniente de autocultivo, prefiramos la vaporización sobre los métodos que requieran combustión, evitemos el consumo de cannabis o extractos con alto contenido de THC y promovamos la utilización de microdosis.

      Un abrazo, 

      Fuentes:

      • Adverse Structural and Functional Effects of Marijuana on the Brain: Evidence Reviewed 
      • Cannabis use among children and adolescents: impacts and consequences
      • Biphasic effects of THC in memory and cognition
      • Cannabidiol attenuates OGD/R-induced damage by enhancing mitochondrial bioenergetics and modulating glucose metabolism via pentose-phosphate pathway in hippocampal neurons
      • Cannabidiol, neuroprotection and neuropsychiatric disorders
      • Therapeutic Prospects of Cannabidiol for Alcohol Use Disorder and Alcohol-Related Damages on the Liver and the Brain 



      Dejar un comentario

      Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


      Ver artículo completo

      7 Tips para disminuir o eliminar tu consumo de Cannabis
      7 Tips para disminuir o eliminar tu consumo de Cannabis

      Consejos para lograr disminuir o dejar el consumo de Cannabis.
      Síndrome Amotivacional: Apatía y Aislamiento social
      Síndrome Amotivacional: Apatía y Aislamiento social

      El síndrome amotivacional es un conjunto de síntomas, entre los que destacan la apatía y aislamiento social, que aparecen en usuarios frecuentes de cannabis. No está descrito en los manuales psicología porque todavía se desconoce si consumo es la causa de esta problemática, o si nos encontramos ante un caso de depresión, y el consumo excesivo es una consecuencia,
      Consumo adolescente: Efectos de la marihuana en niños y Jóvenes.
      Consumo adolescente: Efectos de la marihuana en niños y Jóvenes.