¿Puedo estar abusando del consumo de marihuana?¿Cómo saber si soy dependiente? 

Si alguna vez te has hecho esta pregunta probablemente has notado ciertos cambios negativos en tu vida debido a tu consumo.

¡No te preocupes! Podemos mejorar nuestro uso de hierba tomando conciencia de los efectos negativos que nos provoca, y actuando para reducirlos.

Para eso, vamos a hablar de los problemas psicológicos asociados al consumo frecuente de Cannabis y cómo se diagnostican. No con la finalidad de que te auto-diagnostiques, sino para tener una guía sobre qué cosas tenemos que evaluar y estar atentos en nuestro consumo, y en función de eso, realizar los cambios necesarios.

Tabla de contenido

Problemas psicológicos por Consumo de Cannabis

Cuando se consume una droga - sea Cannabis, u otra -, el sistema de refuerzos de nuestro cerebro se activa, obtiene una sensación de placer. Si estos estímulos son muy intensos, la probabilidad de que se repita esa misma conducta aumenta.

Es por eso, que cuando se hace un hábito el consumo, y lo utilizamos automáticamente para sentirnos bien, podemos generar dos problemáticas: abusar en el consumo y generar dependencia.

Por otro lado, el Cannabis también puede afectar en problemas psicológicos que tengamos de base.

Altas concentraciones de THC pueden aumentar el ritmo cardiaco, y darnos una sensación de nerviosismo. Aunque por otro lado, también se observa el efecto contrario cuando se usa en bajas concentraciones o cuando el producto tiene más CBD. 

En cuanto a la depresión, las investigaciones también han encontrado resultados contradictorios. Sin embargo, se ha hablado mucho del síndrome amotivacional, un conjunto de síntomas entre los que destaca la apatía, la falta de motivación y que se relaciona con el consumo abusivo de Cannabis.

► Lee más sobre el Síndrome Amotivacional pinchando acá.

En esta entrada hablaremos específicamente del Cannabis, pero la información se puede extrapolar a otras drogas.

Dependencia de Cannabis

Se estima que un 10% de los usuarios de Cannabis tienen un consumo compulsivo, que afecta significativamente su vida diaria. Este porcentaje aumenta a un 17% cuando el consumo empieza de forma frecuente en la adolescencia.

Esto se puede ver reflejado en que la persona utiliza abundantes cantidades a lo largo del día de forma habitual, durante meses o años, e invierte muchas horas de su vida en ello. Puede haber intentado dejarlo sin éxito múltiples veces, y continúa usando a pesar de notar problemas por ello.

► Lee más sobre el consumo adolescente pinchando acá.

¿Cómo se diagnostica la dependencia de Cannabis?

Según el DSM-V, se deben presentar al menos 3 de los siguiente síntomas por un periodo de 12 meses:

a). Tolerancia: necesidad de cantidades crecientes de Cannabis para conseguir el efecto deseado.

b). Abstinencia: presentar síntomas que generan malestar tras la disminución o cese del consumo, como irritabilidad, insomnio, pérdida de apetito, entre otros.

c). Uso compulsivo: usar mayores cantidades de lo originalmente pretendido, o durante un período de tiempo más prolongado, 

d). Deseo de disminuir o dejar el Cannabis, con esfuerzos infructuosos: deseo persistente de regular o abandonar el consumo.

e). Toma mucho de su tiempo: Le dedica mucho tiempo a obtenerlo, consumirlo y a recuperarse de sus efectos.

f). Reduce sus actividades laborales, sociales o recreativas por consumir: Las actividades de la persona giran en torno al consumo de marihuana. Puede perderse actividades importantes o reducirlas por esto.

g). Continúa usando a pesar de tener consecuencia negativas: imposibilidad de abstenerse a pesar de ser consciente de las problemáticas que le causa.

Abuso de Cannabis

Generalmente, antes de que exista dependencia del Cannabis, las personas pasan por un periodo de abuso en el consumo.

El abuso sería el consumo periódico que interfiere en la vida cotidiana. 

¿Cómo se diagnostica el Abuso de Cannabis?

Según el DSM-V, se deben presentar al menos uno de los siguiente síntomas durante un periodo de 12 meses:

a). Consumo recurrente que da lugar al incumplimiento de obligaciones laborales, académicas o familiares (p. ej., ausencias repetidas a clase).

b). Consumo recurrente en situaciones en las que hacerlo es físicamente peligroso (p. ej., conducir maquinaria pesada). 

c). Problemas legales recurrentes relacionados con el Cannabis. (p. ej., detenciones frecuentes por consumir en la vía pública).

Aunque esto aparezca en el DSM V, es importante considerar la criminalización de los usuarios. A diferencia de otras sustancias, como el alcohol, no hay un acceso seguro.

d). Consumo continuado, a pesar de generar problemas continuos en el ámbito social.

¿Cómo llevar un consumo responsable?

Como todo en la vida, no todo es negro o blanco. 

Quizás no siempre seremos los usuarios más responsables, lo importante es que tomemos conciencia de cómo nos afecta y hagamos todo lo que esté en nuestras manos para reducir los efectos indeseados.

Y para eso, les voy a compartir algunas cosas que a mi me han ayudado:

Utilizar microdosis: 

Al usar cantidades pequeñas, se obtienen los efecto deseados del Cannabis pero evitamos gran parte de los efectos secundarios. Además, generamos menos tolerancia.

 

► Lee más sobre las microdosis pinchando acá.

Hacer parones en el consumo regularmente:

Dejar de consumir temporalmente ayuda a disminuir la tolerancia, reestablecer nuestro sistema endocannabinoide y llevar una relación más sana con la planta. 

Si utilizas marihuana todos los días, la recomendación sería dejar al menos un día a la semana de abstinencia, y además 1 o 2 veces al año hacer parones más prolongados de unos 15 a 30 días.

Evitar hacerlo una rutina

Es muy común que construyamos un hábito o rutina alrededor de nuestro consumo de Cannabis, como fumar al despertar, antes de dormir o al momento de realizar alguna actividad específica.

Podemos modificar las horas y los momentos del día en los que solemos consumir para deconstruir estos hábitos creados alrededor de nuestro consumo.

Evitar combinar con tabaco

Al combinar estas sustancias, los riesgos son mayores por la presencia de nicotina que es altamente adictiva. 

Espero que esta información te haya sido útil. Recuerda que puedes aprender más sobre consumo responsable en esta sección de nuestro blog. 

Gracias por leer :) 

Un abrazo,

 




7 Respuestas

brian
brian

agosto 25, 2021

Muchas gracias por la informacion. Mas alla de ocultarlo, educas!!

Andrés
Andrés

julio 13, 2021

Tremenda info, muy útil 🙏🏼☝🏼

Mónica
Mónica

julio 13, 2021

Muy buena información y muy útil para un consumo responsable y amigable con esta hermosa planta

Mateo
Mateo

julio 13, 2021

Excelente artículo Noé !

Jesús Francisco
Jesús Francisco

abril 22, 2021

Gracias 😁 muy buena información.

Jesús Francisco
Jesús Francisco

abril 26, 2021

Gracias 😁 muy buena información.

Felipe
Felipe

abril 22, 2021

Muy buen post viejo! Como siempre un gran aporte.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

La inhalación secreta: Cómo quedar high usando microdosis
La inhalación secreta: Cómo quedar high usando microdosis

Técnica que te permitirá convertir una calada en el efecto de 5-10
Sindrome de Abstinencia por Cannabis
Sindrome de Abstinencia por Cannabis

Qué pasa cuando dejas de fumar Cannabis? El síndrome de abstinencia: qué es, síntomas, duración y cómo evitarlo.
alt='' Cannabis y neuronas ''
¿El cannabis daña el cerebro?

¿El consumo de cannabis realmente daña nuestro cerebro o es uno más de los mitos sobre esta planta?