Abonos organicos caseros en el sistema de cultivo KNF

¿Qué es el KNF? IMO y abonos orgánicos caseros

La agricultura natural coreana, o KNF, se caracteriza por su bajo costo, por ser orgánica y no depender de químicos ni fertilizantes.
Seguimiento: 9 plantas bajo un LED de 500W Leyendo ¿Qué es el KNF? IMO y abonos orgánicos caseros 12 minutos Siguiente Compost: los desechos convertidos en abono

En este artículo podrás entender en qué consiste la agricultura natural coreana (KNF), un sistema de cultivo que propone el uso de microorganismos autóctonos y la fabricación de abonos orgánicos preparados de forma casera, con los materiales que tenemos disponibles.

Es un método que requiere dedicación y paciencia, pero que nos da una alternativa sustentable y económica al cultivo tradicional.

Tabla de contenido: 

    1. Jugo de Planta Fermentada (FPJ)
    2. Jugo de Fruta Fermentada (FFJ)
    3. Preparación de jugos fermentados
    4. Bacterias de ácido láctico (LAB)
    5. Aminoácidos de pescado (FAA)
    6. Calcio soluble en agua (WCA)
    7. Nutrientes herbales orientales (OHN)
    8. Agua de mar diluida.

      Historia del cultivo KNF

      El cultivo KNF fue creado por Cho Han Kyu en la década de los 60 y nació como una respuesta a la dependencia que tenían los agricultores de su país a los fertilizantes  y pesticidas

      El KNF es una mezcla de técnicas japonesas y coreanas de cultivo, adquiridas por Cho en la granja de su familia y posteriormente complementadas cuando en 1965 -y como estudiante de investigación agrícola- se dedicó a conocer en profundidad métodos de cultivo natural de tres destacados profesores nipones en el área del cultivo orgánico.

      De vuelta en Corea combinó los conocimientos adquiridos, entre ellos los métodos de fermentación. Esta fusión de técnicas gradualmente se fue transformando en lo que conocemos como cultivo KNF.

      Cho Han Kyu, creador del sistema de cultivo KNF

      El KNF: Agricultura natural coreana

      El KNF es un sistema de cultivo sustentable basado en promover la proliferación de microorganismos autóctonos (IMO) en el suelo, para que estos puedan transformar la materia orgánica en nutrientes esenciales para el desarrollo de las plantas que deseamos cultivar.

      Se pone énfasis en la implementación de un suelo fértil, rico en actividad microbiana y saludable. Esto se logra incorporando microorganismos autóctonos (hongos, bacterias, nemátodos y protozoos) y distintos abonos orgánicos caseros, como jugos fermentados de plantas, fermentados de pescado o calcio soluble en agua.

      El IMO en la agricultura natural coreana

      Los microorganismos autóctonos, o IMO por sus siglas en inglés, son bacterias, hongos, nematodos y protozoos.

      La incorporación de IMO en el cultivo logra mejores tasas de descomposición de materia orgánica en el suelo, mayor disponibilidad de nutrientes, menos microorganismos patógenos y mejores defensas en las plantas. 

      Captura de IMO-1 en la agricultura natural coreana KNF

      Captura, cultivo, proliferación e inoculación del IMO 

      El desarrollo del IMO requiere de cuatro pasos que tardan aproximadamente 25 días y que comienzan con la recolección de microorganismos.

      • IMO-1: CAPTURA En este paso se utiliza generalmente arroz cocido al vapor que es ubicado en una caja de cartón o bambú y de preferencia cerca de un bosque para lograr que los microorganismos colonicen el arroz.
      • IMO-2: CULTIVO Una vez colonizado el arroz se deja fermentar mezclándolo con azúcar morena en partes iguales, hasta que fermente.
      • IMO-3: PROLIFERACIÓN Se hace un montículo con una fuente de carbohidratos, como puede ser avena, salvado de trigo o cascarilla de nuez, y se humedece con el IMO-2 diluído en agua. En este proceso se pueden incluir otras enmiendas como el jugo fermentado de plantas.
      • IMO-5:INOCULACIÓN DE SUELO Lo que resulta del proceso anterior, se mezcla con el suelo a cultivar. 
      IMO-3 cultivo KNF

      Abonos orgánicos caseros en la agricultura natural coreana:

      En el cultivo KNF, además de los microorganismos autóctonos, se utilizan otras enmiendas orgánicas o abonos caseros para mejorar la actividad microbiana, el crecimiento y desarrollo de las plantas. 

      Entre estas encontramos:

      Jugos de plantas fermentadas (FPJ)

      Este jugo se elabora fermentando los brotes de las plantas en crecimiento con azúcar morena durante aproximadamente 7 días.  El azúcar sirve para extraer por ósmosis los jugos de la planta y como alimento para los microorganismos que hacen la fermentación de la clorofila. 

      Es usado para la nutrición de las plantas en el cultivo KNF y se pueden usar hojas, flores, cogollos y frutas inmaduras.

      Se recomienda que el material elegido esté creciendo de forma vigorosa antes de cortarlo y que se haga antes del amanecer, idealmente después de dos días seguidos de sol.  Además, el material cortado no se debe lavar para evitar eliminar los microorganismos que están en la superficie.

      Respecto a qué plantas utilizar,  el cultivo KNF enfatiza utilizar lo que hay disponible en nuestro alrededor, la única condición es no usar plantas tóxicas. 

      El material vegetal utilizado influirá en el jugo que obtendremos. Por ejemplo:

      • Los brotes de bambú son mejores para la tapa más temprana de las plantas.
      • Los brotes de plantas en crecimiento vegetativo tienen más nitrógeno y se harán ideales para las plantas en vegetación
      • La fruta es madura tiene más fósforo y será buena para el inicio de la floración
      • En la etapa de floración se necesita más calcio en este caso un jugo FPJ con más de un año de almacenamiento será una excelente opción.

      Modo de uso: Se diluye en agua en una proporción 1:500 y se utiliza una vez por semana, idealmente 1 hora antes del atardecer. Se puede aplicar en el suelo o de forma foliar.

      Preparacion de FPJ: jugo de plantas fermentado para el cultivo KNF

      Jugos de frutas fermentadas (FFJ)

      Similar al jugo de plantas, pero para este fermentado utiliza las frutas cultivadas localmente y que posean un contenido de azúcar relativamente alto, como el plátano, la papaya, el mango, la uva, el melón o la manzana. 

      Este fermento de fruta contendrá nutrientes como el potasio, que es pieza central en los nutrientes que necesita nuestra planta de cannabis para desarrollar su máximo potencial en la etapa de floración.

      FFJ jugo de fruta fermentada (cultivo knf)

      Preparación de los jugos fermentados:

      Materiales:

      • Frascos de vidrio (o plástico de grado alimenticio).
      • Papel de cocina o tela.
      • Elásticos o cuerdas para amarrar.
      • Azúcar morena o melaza.

      Paso a paso:

      • Seleccionar el material vegetal. Los brotes de tener alrededor de 5 a 7 cm.
      • Pesar el material vegetal y agregar azúcar morena en la misma cantidad.
      Preparación abono orgánico casero FPJ
      • Mezclar y  colocar en un contenedor plástico de grado alimenticio o de vidrio. No debe ser un envase metálico por la reacción que puede tener.
      • Cubrir con un material respirable, como papel cocina o tela.
      • Ubicar en un lugar ventilado lejos de la luz y con un clima templado.
      • Revisar 24 horas después para verificar que cantidad de material cubra 2/3 del recipiente. Se está más lleno, no tendrá suficiente oxígeno para que se produzca la fermentación. Habría que ajustar quitando o agregando más de la mezcla.
      • Dejar fermentar sin mover por 3-7 días.
      • Separar los líquidos de los sólidos con un colador el material vegetal restante excedente se puede utilizar en el Compost.
      Abonos orgánicos caseros en el KNF

      Bacterias de ácido láctico (LAB)

      Son microorganismos beneficiosos en los cultivos, que se pueden usar para:

      • Mezclar con FPJ y aplicar de forma foliar a las plantas.
      • Utilizar en semillas para mejorar el ratio de germinación. 
      • Agregar al compost junto con un poco de IMO para acelerar la descomposición de materia orgánica.

      Los podemos obtener en el agua que sale al lavar el arroz, se recolecta y se deja reposar por 3-5 días, después se agrega leche para alimentar a los microorganismos, idealmente debe ser leche fresca, no pasteurizada y sin antibióticos. 

      Después de unos días de fermentación, se separará en una parte sólida y otra líquida. En el líquido están las LAB. 

      Modo de uso: Las bacterias del ácido láctico se utilizan diluidas en agua en una proporción de 1:1000.

      Cultivo de bacterias de acido láctico LAB

      Aminoácidos de pescado (FAA):

        El FAA es un fermentado de pescado fresco que se usa en el KNF, agricultura natural coreana, junto con el IMO para agregar nitrógeno al suelo.

        En él, se aprovechan restos de pescado (espinas, cabeza, visceras), las cuales se fermentan con azúcar morena por 2-6 meses para obtener este abono natural.Preparación de FAA (aminoácidos de pescado fermentado) para el cultivo KNF

        Para usarlo: se debe diluir en agua en proporción 1:1000 y aplicar en el riego 1 vez por semana durante la etapa de vegetación. Opcionalmente también se puede aplicar de forma foliar. No debe usarse en floración.

        Calcio soluble en agua (WCA):

          Otra de las enmiendas o fertilizantes orgánicos caseros del KNF es el calcio soluble en agua.  El calcio es muy importante en los cultivos:

          • Ayuda a un funcionamiento celular normal
          • Mejora el crecimiento de las raíces.
          • Aumenta la producción de frutos. 

          En la agricultura natural coreana, se obtiene este nutriente con cáscaras de huevo, pero como son insolubles y las plantas no las pueden absorber, se tuestan y se mezclan con vinagre para que se disuelvan.

          Preparación de WCA - Calcio soluble en agua (abono casero del KNF)

          Modo de uso: El  calcio soluble en agua se usa durante la fase de floración o etapa reproductiva de forma foliar en una proporción de 1:1000. Debe aplicarse en la tarde o muy temprano en la mañana para que tenga suficiente tiempo de absorción.

          Además, puede ser utilizado junto con es FPJ, OHN, vinagre de arroz y FAA antes de la germinación para aumentar el ratio de germinación y que crezcan de forma más vigorosa. 

          Nutriente herbal oriental (OHN)

            Se trata de un extracto fermentado de hierbas usado para aportar microorganismos y micro-nutrientes al suelo y a las plantas, y que de esta forma sean más resistentes al viento, al calor, a la sequía, etc. 

            En el OHN, las hierbas aromáticas utilizadas son extraídas con alcohol y fermentadas con azúcar. 

            Son cinco hierbas, cada una se prepara por separado y después se mezclan para hacer el OHN. Las 5 hierbas a utilizar son: Ajo, jengibre o cúrcuma, canela, angélica y regaliz. 

            Preparación de OHN en el cultivo KNF

            Usos del OHN:

            • Repelente de insectos de forma foliar usándose durante las tardes.
            • Prevenir oidio y mildiu, al aplicarlo junto con vinagre y FPJ.
            • Activar los microorganismos del suelo antes de plantar.
            • Para la preparación de otros productos de otras enmiendas del KNF.

            Modo de uso:  Diluir con agua en una concentración de 1:1000. Si la planta está estresada, o el OHN tiene más de 6 meses, diluir en 1:1500.

            Agua de mar diluida:

              El último componente del KNF es el agua de mar diluida.  La sal es necesaria para la vida en pequeñas cantidades, y el agua de mar además de sal, proporciona micro y macro-nutrientes necesarios para las plantas. 

              Para prepararlo se debe recolectar el agua de mar y dejar reposar sin tapa por 24 horas. Después se diluye con agua dulce en una proporción de 1:30. 

              Se puede usar para:

              • Promover el crecimiento de microorganismo.
              • Activar el suelo antes de plantar.
              • Dar más dulzor a los frutos durante la floración, aplicando cada tres semanas. 

              Pros y contras del KNF

              El KNF propone al jardinero no solo un camino hacia la agricultura orgánica, sino también una forma de entender el desarrollo de las plantas como un proceso integral, donde el balance permitirá que la planta logre su máximo potencial.

              Si bien su bajo costo de implementación es sin duda uno de sus aspectos más destacables, no podemos dejar de lado la propuesta de este sistema de cultivo que nos invita a dejar de depender de la industria de los fertilizantes, al entregarnos el conocimiento necesario para poder desarrollar algunas recetas que permiten entregar nutrientes a las plantas en sus diferentes etapas.

              Además, promueve el desarrollo sustentable y el uso de productos locales, a una fracción del precio de los fertilizantes tradicionales.

              Sistema de cultivo KNF

              Sin embargo, la inversión de tiempo es un punto no menor en este sistema. Los éxitos del cultivo KNF solo pueden ser apreciados en el mediano plazo y requieren de un compromiso y dedicación del cultivador para superar la curva de aprendizaje que, para este sistema, está basada fundamentalmente en la experimentación.

              La preparación de todas las enmiendas es sencilla, pero laboriosa y requiere estar pendientes y acumular desechos orgánicos. Para alguien que tiene poco tiempo para dedicarle al cultivo y sólo busca producción, seguir utilizando productos embotellados puede ser más sencillo y viable. Depende del contexto de cada uno.

              Bibliografia:

              Deja un comentario

              Todos los comentarios son revisados antes de publicarse.

              Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.