Vermicompost: una alternativa orgánica para cultivar marihuana

Vermicompost: una alternativa orgánica para cultivar marihuana

En este artículo te explicamos cómo hacer vermicompost y los beneficios que tiene para tus plantas.
Compost: los desechos convertidos en abono Leyendo Vermicompost: una alternativa orgánica para cultivar marihuana 8 minutos Siguiente Cómo preparar un suelo vivo para el cultivo de marihuana

¿Qué es el vermicompost?

El vermicompost  o humus de lombriz es el producto de la descomposición orgánica realizada por la actividad de ciertas especies de lombrices.

La descomposición de la materia orgánica que llevan a cabo estos animales es a través de dos formas:

1.- Directa: ocurre cuando las lombrices se alimentan de los restos orgánicos y al desplazarse por el suelo aumentan la porosidad del material a vermicompostar, aireando el sustrato.

2.- Indirecta: ocurre cuando las lombrices excretan lo que ingieren estimulando la microflora del suelo, ya que el material digerido que produce la lombriz es un microhábitat ideal para un gran número de microorganismos descomponedores.

Pero de qué sirve el vermicompost para nuestras plantas de marihuana y en qué se diferencia con el compost es algo que te iré explicando a lo largo de este artículo.

Tabla de contenidos

  1.       ¿Qué es el vermicompost?
  2.       ¿Cómo se hace el vermicompost?
  3.       Características de una vermicompostera
  4.       Diferencias entre compost y vermicompost
  5.       Beneficios del vermicompost para el cultivo del cannabis
  6.       Conclusión
  7.       Referencia

 

¿Cómo se hace el vermicompost?

El vermicompost es el resultado de la digestión de cientos o miles de lombrices que han ingerido desechos orgánicos. 

Si bien existen cerca de 8 mil especies de este animal invertebrado, solo una media docena de ellos se utilizan para realizar este proceso de descomposición.

De ese pequeño grupo de lombrices, la Californiana Roja (Eisenia Foetida) es la más utilizada ya que:

  • Coloniza una gran cantidad de residuos orgánicos.
  • Puede resistir rangos de temperatura entre los 18 y 25 °C y humedad del 70% u 80%.
  • Se reproduce rápidamente, lo que va aumentando la capacidad de vermicompostar materia orgánica.
  • Son muy voraces. Comen su peso en un día (1 gr aprox.) y devuelven hasta el 60% de lo que consumen en vermicompost.

Características de una vermicompostera

Aunque existen diferentes tipos de composteras, desde las que puedes comprar en tiendas de jardinería hasta aquellas que puedes fabricar tú mismo, todas tienen ciertas características en común que aseguran las condiciones de oscuridad y humedad ideales para las lombrices.

Las vermicomposteras deben:

  • Tener un contenedor opaco, que impida que la luz entre en contacto con las lombrices.
  • Poseer una tapa para cerrarla, pero no de forma hermética.
  • Poseer un diseño de bandejas extraíbles, donde en las de arriba se deposita la materia orgánica con las lombrices. En las siguientes bandejas se recolecta el humus y en la de más abajo se recibe el vermicompost líquido o lixiviado.
  • Contar con un sistema para recoger la humedad.
  • Estar ubicadas a la sombra en verano y que no se expongan a las lluvias y las heladas en invierno.

Materia orgánica a vermicompostar

Para obtener un vermicompost de calidad se deben utilizar una amplia gama de residuos orgánicos, entre los que podemos destacar:

  • Restos de flores y plantas del jardín
  • Frutas y verduras
  • Borra de café
  • Materia vegetal de infusiones

Las lombrices también pueden procesar, pero en menor cantidad:

  • Cáscara de huevo molidas
  • Pelo, lana e hilo natural
  • Servilletas y papel de cocina
  • Cartón o papel en pequeños trozos
  • Cenizas o virutas de madera no tratada
  • Restos de pan mojado

Hay que tener siempre presente que la vermicompostera no es un basurero, por lo tanto nunca debes depositar:

  • Restos de carne, pescado, grasas o sobras de comida
  • Productos salados
  • Deposiciones de perro o gato
  • Metales
  • Vidrios
  • Baterías
  • Telas sintéticas
  • Colillas de cigarro
  • Papeles impresos o satinados
  • Polvo de aspiradora

Mantenimiento del vermicompost

Para mantener una compostera, se debe considerar que lo que buscamos es darle a la lombriz un hábitat óptimo para que pueda vivir, y para lograrlo debemos estar atentos a dos factores:

1.- La humedad. La lombriz debe estar en un ambiente con al menos un 70%  de humedad.

2.- La temperatura, que debería estar entre los 15 y 25 °C, aunque puede soportar hasta 35°C pero no es lo óptimo para el proceso de vermicompostaje.

Si los desechos están resecos, se puede corregir regando la vermicompostera. Por el contrario, si los desechos poseen mucha agua, pueden terminar asfixiando a las lombrices. Para resolver este problema se puede incorporar restos de cartón, papel u hojas secas.

Como te expliqué más arriba, la vermicompostera funciona con una serie de bandejas perforadas y que se apilan, siendo la bandeja de más abajo la que recibirá al humus más maduro.

Por lo tanto, de forma periódica se debe ir retirando el vermicompost de esta bandeja e ir aportando con más materia orgánica al resto de las bandejas donde las lombrices habitan. 

Potenciales problemas

Si bien el vermicompost tiene pocos cuidados, pueden ocurrir ciertas situaciones que nos pueden alertar de algún problema, como por ejemplo:

  • Mal olor, que indica que en el proceso hay demasiada agua y poco aire.Se puede solucionar aireando e incorporando material orgánico seco.
  • No se produce la descomposición de la materia orgánica: es sinónimo de falta de humedad.
  • Aparecen hormigas que es un indicador de que el vermicompost comienza a secarse y las moscas pueden ser atraídas por las frutas y verduras en descomposición. Esto se soluciona tapándolas. 
  • Muchas lombrices en la bandeja que atrapa el líquido. Quiere decir que en las bandejas de más arriba se está filtrando el contenido. Una malla puede servir para dejar pasar el humus y el líquido y retener a las lombrices. 

Extracción de vermicompost

Aunque son varios los factores que inciden en la producción de vermicompost, se debe esperar entre 2 a 6 meses para poder recolectarlo.

Una vez que el vermicompost comience a llenar las últimas bandejas, se retira y se guarda en un saco de rafia para que se mantenga aireado.

Se recomienda esperar entre 15 y 30 días antes de utilizarlo y si se almacena debe hacerse en un lugar fresco, seco y oscuro.

El líquido resultante que se acumula en la última bandeja, es conocido como lixiviado de vermicompost y es un abono líquido que contiene microorganismos, nutrientes y ácidos húmicos.

Aplicación del vermicompost en un cultivo

El vermicompost o humus se puede colocar directamente a la planta o mezclándolo con el sustrato donde vamos a cultivar.

Si queremos aprovechar el máximo potencial del humus, lo ideal es utilizarlo como fertilizante durante la misma temporada y así no se degradará con el paso del tiempo.

Existen algunas cantidades aproximadas que nos sirven de guía para utilizarlo como abono. Estas son:

  • Para hortalizas, plantas y flores se pueden agregar unos 200 gr por planta. 
  • Para maceteros, se puede mezclar con tierra de jardinería al 50%
  • Para arbustos con flor, se puede colocar desde 500 a 1 kg según el tamaño.

Vermicompost líquido (lixiviado)

El vermicompost líquido, también conocido como lixiviado, es una forma de fertilizante orgánico obtenido a través del proceso de vermicompostaje. Este líquido se recolecta de la última bandeja de la vermicompostera y se obtiene a través de la digestión de lombrices, las cuales son las encargadas de descomponer los desechos orgánicos en nutrientes esenciales para las plantas.

El vermicompost líquido es muy concentrado y debe ser diluido antes de su auso. Se recomienda mezclarlo en una proporción de 3 partes de agua por 1 de lixiviado. Una vez diluido, se puede incorporar directamente al suelo, a través del riego o pulverizado directamente en las hojas de las plantas.

Diferencias entre compost y vermicompost

El vermicompost es el resultado de la digestión de cientos o miles de lombrices que han ingerido desechos orgánicos. En cambio, el compost es el resultado de la descomposición natural de los residuos orgánicos, realizada por microorganismos.

Vermicompost para el cannabis: beneficios

En cuanto a los beneficios del vermicompost en el cultivo de marihuana, podemos decir que es una excelente opción para aumentar la fertilidad del suelo, mejorar la estructura del mismo y aumentar la resistencia de las plantas a plagas y enfermedades. Además, el vermicompost proporciona una mayor cantidad de nutrientes disponibles para las plantas, lo que resulta en una mayor producción y en un mejor sabor y aroma de los cogollos.

Conclusión

El vermicompost es una excelente opción para mejorar la fertilidad y salud del suelo en nuestros cultivos de marihuana. Es una alternativa orgánica que proporciona nutrientes esenciales y mejora la resistencia de las plantas a plagas y enfermedades.

Aunque el proceso de vermicompostaje puede ser un poco más costoso que el compost tradicional, los beneficios para el cultivo de cannabis son indudables. El uso de vermicompost puede resultar en plantas más fuertes, con mejores sabores y aromas en los cogollos. Si buscas un cultivo más orgánico y sostenible, el vermicompost es una excelente opción para considerar.

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de publicarse.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.