Una de las partes del Sistema Cannabinoide mejor estudiadas son los Receptor CB1, encargados de regular distintas partes de nuestro cuerpo. 

Precisamente a ellos va dedicado este artículo, por su potencial para tratar un gran número de enfermedades y síntomas. 

Acá te cuento dónde actúan y cómo pueden activarse o inhibirse para ayudar en algunos tratamientos médicos.

Tabla de contenido:

Receptor CB1: Qué es y localización

El receptor CB1 al igual que su hermano el CB2, conforman la pareja de receptores principales del sistema endocannabinoide.

Ambos están conformados por proteínas y se encuentran ampliamente distribuidos en el organismo, estando presentes en las membranas de diversos tipos de células. 

Los receptores tienen una parte que les permite unirse con ligandos específicos. Actúan como una llave, cuando se unen los activa y hace que puedan ejercer su función.

Me refiero a los receptores CB1 y CB2 como los “principales” porque no son los únicos receptores que actúan modulando las funciones de este sistema.  

En este otro artículo puedes ver qué otros receptores están en el sistema endocannabinoide y sus funciones.

CB1: ¿Cuál es su función y cómo actúa?

El receptor CB1 se encuentra en mayor medida en los órganos del sistema nervioso central (cerebro, cerebelo, tallo encefálico y médula espinal) y sistema nervioso periférico (nervios que salen del encéfalo y la médula).

Sin embargo esto no quiere decir que solo se ubiquen en el sistema nervioso, ya que de igual manera pueden ser encontrados en el sistema digestivo, sistema cardiovascular, sistema músculo esquelético y sistema inmune. 

En todos estos sitios, los receptores CB1 se encargan de modular la comunicación entre las células que conforman los tejidos y órganos de cada sistema, regulando de esta manera las funciones que lleva a cabo cada uno de ellos, como por ejemplo:

  • Regular la actividad neuronal
  • Regular la presión arterial
  • O regular las respuestas del sistema inmunológico

Cabe destacar que al día de hoy no se conocen con exactitud todos los mecanismos a través de los cuales los receptores cannabinoides ejercen sus funciones en todos los tejidos. 

Hasta ahora la investigación se ha centrado en cómo regula la actividad neuronal principalmente.

La forma en la que este receptor actúa en el sistema nervioso central es inhibiendo la liberación de neurotransmisores desde la neurona presináptica a la neurona postsináptica (de la que envía a la que recibe la señal). 

De esta forma, no permite que se envíe información de ciertos grupos neuronales, que pueden ser de células nerviosas activadoras como de células nerviosas inhibitorias. 

Esto significa que al activarse, los receptores CB1 podrán disminuir o aumentar el flujo de información en ciertas regiones del encéfalo y de la médula espinal.

¿Qué moléculas de nuestro cuerpo se unen al receptor CB1? 

Las moléculas de nuestro organismo con la capacidad de unirse a los receptores cannabinoides se conocen como endocannabinoides o cannabinoides endógenos, siendo los dos más abundantes y mejor estudiados La Anandamida y El 2-AG.

Estos ligandos (moléculas que se unen a receptores) se liberan según la demanda del cuerpo, regulando procesos asociados al sistema cardiovascular, al apetito, a procesos reproductivos, al sistema de recompensa y en últimas a regular la transmisión inadecuada de señales nerviosas. 

Se ha asociado el desarrollo de ciertas enfermedades neurodegenerativas, epilepsia e incluso algunos tipos de cáncer con alteraciones en el funcionamiento de nuestro sistema endocannabinoide.

Por ende, el desarrollo de medicamentos que actúen sobre este sistema representa una alternativa terapéutica para este grupo de pacientes. 

¿Cómo actúa la marihuana en el receptor CB1?

Los principales cannabinoides contenidos en la planta de cannabis son el THC y el CBD, por lo que les voy comentar la forma en la que se ha estudiado que ambas moléculas actúan en el receptor CB1.

THC:

El THC, actúa sobre el receptor CB1 activándolo como un ligando exógeno (proveniente de afuera del cuerpo), eso es posible porque la estructura molecular de este es sumamente similar a la de los endocannabinoides, lo que le permite unirse estrechamente al sitio activo del receptor.

CBD:

Hace poco tiempo se descubrió que el CBD tiene un mecanismo muy diferente al THC para actuar sobre el receptor CB1, no se une a sitio activo pero sí al receptor. Esto es posible gracias a un fenómeno llamado regulación alostérica.

En la regulación alostérica, una molécula puede alterar la actividad de un receptor a través de su acción en una ubicación diferente a la del sitio activo. 

Lo que hace es modificar la forma en la que interactúan las sustancias con el receptor, pudiendo aumentar la capacidad del receptor para activarse por ligandos (modulador alostérico positivo)  o por el contrario disminuir su capacidad de hacerlo (modulador alostérico negativo).

En el caso del CBD, este actúa como un modulador alostérico negativo, lo que significa que limita la capacidad de los ligandos del receptor CB1 de unirse al sitio activo y ejercer su función sobre él mismo.

Potencial terapéutico del receptor CB1 en el área de la salud

Son muchas las funciones que regulan los receptores CB1 y por ende también son muchas las utilidades que podría tener en lo que respecta al área de la salud.

Se puede actuar sobre este receptor de 4 formas para lograr beneficios terapéuticos: activación directa, inhibición directa, modulación alostérica negativa y modulación alostérica negativa.

Acá te explico en detalle cómo funcionan y los beneficios que tendrían:

Activación directa: 

Es la forma más utilizada para obtener un efecto medicinal mediante la intervención con este receptor.

De esta manera se puede no solamente conseguir un alivio de muchos síntomas discapacitantes como el dolor, las náuseas, el vómito, la ansiedad y las convulsiones asociadas a la epilepsia, sino que también se puede lograr suplir la deficiencia de endocannabinoides a la que se han asociado múltiples enfermedades, especialmente aquellas vinculadas con procesos neurodegenerativos.

Para su activación directa existe una gran gama de opciones, que van desde medicamentos que contienen moléculas sintéticas que se unen al receptor, extracciones farmacológicas que aíslan específicamente cannabinoides como el THC, hasta el uso de flores de cannabis a través de comestibles o la vaporización.

Desafortunadamente, la activación directa del receptor CB1 también se ha asociado con un efecto psicoactivo, caracterizado por alteración del estado de conciencia, algo generalmente indeseado por los usuarios medicinales. Y otros efectos adversos como ansiedad, paranoia, hipotensión, taquicardias entre otros.

Inhibición directa:

Hace algunos años se diseñó un medicamento con la capacidad de inhibir selectivamente la actividad de receptor CB1 llamado Rimonabant. 

Fue creado con el objetivo de disminuir el apetito en pacientes que estuvieran atravesando un cuadro de obesidad. Para este objetivo, el Rimonabant probó ser sumamente efectivo, logrando generar una pérdida de peso en los pacientes mediante la inducción la pérdida del apetito. 

Desafortunadamente, años más tarde se descubrió que al inhibir la actividad del receptor CB1 también se afectan otras funciones reguladas por este receptor, como es el caso del sistema de recompensa.

Se reportaron altas tasas de depresión y suicidio entre los pacientes que utilizan el Rimonabant y se prohibio su producción, venta y distribución a nivel mundial.

Modulación alostérica negativa 

La modulación alostérica negativa, como la que produce el CBD, se ha convertido en una gran alternativa para disminuir los efectos secundarios del uso de activadores directo del receptor CB1, como por ejemplo el THC.

Gracias al conocimiento de este mecanismo de acción del cannabidiol, hoy en día se ha popularizado cada vez más el uso de preparaciones que contengan ambos cannabinoides.

Vemos productos como el sativex, un spray sublingual de contiene THC y CBD en un rango 1:1, aceites de CBD full spectrum que contienen todos los compuestos presentes en la planta de cannabis e incluso se ha alentado el uso de flores de cannabis que contengan niveles similares de ambos cannabinoides por encima de aquellas que contengan predominantemente más THC.

A través de esto se logra obtener beneficios tanto del THC como del CBD como es el caso de alivio del dolor crónico, náuseas y vómitos, artritis reumatoide, cáncer, enfermedades neurodegenerativas, entre muchos otros.

Modulación alostérica positiva:

Uno de los últimos mecanismo de intervención del receptor CB1 que han sido estudiados es el uso de moduladores alostéricos positivos. Estos hacen lo contrario a lo que hace el CBD, es decir, aumentan la capacidad del receptor de unir ligandos a su sitio activo y por ende ejercer su efecto.

Si bien este tipo de medicamentos tan solo han comenzado a ser desarrollados, ya se cuenta con evidencia científica de que moduladores alostéricos positivos, lograron disminuir el dolor neuropático y asociado a la inflamación en sujetos experimentales.

Esto fue posible a través de un aumento del efecto de endocannabinoides como la anandamida en los receptores CB1, sin generar ningún tipo de efecto psicoactivo.

Los avances científicos alrededor del cannabis medicinal van a pasos agigantados desde que el mundo entero ha ido abriendo los ojos sobre los beneficios terapéuticos de los cannabinoides y la ausencia de las terribles consecuencias a las que se asociaba su uso. 

La intervención a través del receptor CB1 es solo uno de los cientos de mecanismos que estamos descubriendo para lograr obtener el máximo provecho de lo que esta planta milenaria nos puede ofrecer en un futuro.

¿Interesante, verdad? Todo un mundo por explorar.

 




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

¿El cannabis te puede volver estéril?
¿El cannabis te puede volver estéril?

Revisamos la literatura científica y te contamos qué se sabe sobre el efecto del cannabis en la fertilidad.
Cannabis y enfermedades neurodegenerativas
Enfermedades Neurodegenerativas: ¿Sirve el Cannabis?

Evidencia sobre el uso de Cannabis en el tratamiento de Enfermedades Neurodegenerativas, como el Alzheimer y el Parkinson.
¿Cannabis como tratamiento para el Cáncer?
¿Cannabis como tratamiento para el Cáncer?