INFO: VENTAS@HOUSEOFWEED.CL

En el cultivo de Cannabis se suele medir la electroconductividad (EC) para analizar cuánto alimento tiene disponible la planta, y así evitar carencias nutricionales o una sobrefertilización. 

En esta entrada te cuento más sobre este parámetro, qué nos indica, cómo medirlo y regularlo, los rangos óptimos y más.

Tabla de contenidos:

¿Qué es la electroconductividad (EC)?

La EC o electroconductividad, nos indica la cantidad de sales que tiene una solución. 

Cuando medimos la EC podemos saber “qué tanto alimento” le estamos dando o tienen disponible la planta, aunque no indica qué elementos hay presentes.

Si la EC es cercana a 0, no hay alimento y habrán carencias. Si es muy alta, hay un exceso que podría ocasionar una sobrefertilización.

Rangos óptimos de la EC

Hay rangos de EC para el cultivo de Cannabis, pero estos solo deben usarse como referencias. Lo más importante es ver cómo responde tu planta.

En las primeras semanas, cuando las plantas aún son pequeñas, se debe regar sólo con agua, o con enraizantes que no suban mucho la concentración de sales. Debe tener una EC entre 300-600 μs/cm.

Recuerda que no debe ser cercano a cero porque siempre se necesita que haya un poco de conductividad eléctrica.

A medida que la planta crece, la cantidad de sales debe ir aumentando progresivamente. En vegetación el rango va entre 600 - 1200 μs/cm.

Te recomiendo seguir la recomendación del fabricante. Ve aumentando la cantidad progresivamente. No por echar más fertilizante desde el principio vas a tener mejores resultados.

alt='' riego planta cannabis ''

Cuando la planta entra en floración, el rango aumenta un poco más entre 1200 y 2000 μs/cm.

En mi experiencia, con 1500 μs/cm en la etapa de engorde se puede obtener una buena cosecha en cuanto a producción y sabor.  

En las últimas semanas, lo ideal es regar sólo con agua para hacer un lavado de raíces y que el mejore el sabor de la hierba.

¡OJO! Cada planta es un ser único y puede tener necesidades distintas, incluso bajo las mismas condiciones.  Algunas genéticas pueden requerir más alimento que otras, entonces debemos guiarnos por cómo responde la planta.

Por ejemplo, si tu foco es de 1.000 Watts y estás usando CO2, probablemente con 1500 μs/cm la planta presente carencias, aunque para mis condiciones esta sea una cantidad óptima.

Te recomiendo leer: Carencias y excesos en el cultivo de cannabis

Medir y regular la EC en el cultivo

Ahora veamos cómo medir y regular la EC, pero primero déjame mencionar algunos datos importantes: 

EC vs.TDS

La unidad de medida de la EC, son los microsiemens (μS/m), pero en algunos medidores o tablas podrás ver que también aparece la medida ppm que significa partes por millón.

Los ppm es la unidad de medida del TDS, total de sólidos disueltos. 

EC y TDS representan lo mismo. Es como cuando pesamos nuestra cosecha en gramos y libras. Al final estamos obteniendo la misma información (peso) pero en medidas distintas. 

También podrás ver que en algunas partes se habla de unidades EC, para esto sólo hay que considerar que 1 EC se corresponde con 1000 microS/cm. Es decir, 1200 μS/m = 1.2 EC.

EC y temperatura del agua

Lo segundo que quería comentar, es que la temperatura del agua influye en la conductividad.

Si está muy fría, habrá menos sales disponibles. Tampoco queremos que el agua esté caliente porque podría dañar las raíces.

Lo ideal es que esté a temperatura ambiente, entre unos 20-22º C.

Si no tienes termómetro, bastará sólo con meter un en el agua. No debe sentirse caliente, ni tampoco frío. 

Personalmente, en verano dejo el agua reposar al aire libre un rato antes de regar. Y en invierno, como el agua de la llave sale muy fría, agrego un poco de agua caliente hasta que quede templada.

Agua base: agua de riego sin fertilizante

Debemos partir con agua de calidad y para esto hay tres opciones:

  • Agua de la llave:

    La mayoría de las personas, incluyéndome, usamos agua de la llave porque es lo más fácil y económico, pero muchas veces esta no tiene los parámetros ideales. 

    El agua de la llave nos va a servir si tiene una EC de 0.3 (300 μs/cm) - 0.6 (600 μs/cm), pero esto no ocurre en todas partes.

    La planta sólo admite cierta cantidad sales. Si el agua tiene una EC inicial muy alta, no absorberá los fertilizantes que le pongamos y podrían aparecer problemas por concentración de sales. 

    Si el agua tiene una EC mayor a 0.6 (600 μs/cm) estamos hablando de agua dura. 

    En mi caso, tiene justo 0.6 y la uso así, pero si ves que es muy alta, puedes combinarla con agua embotellada para diluirla. 

    Al bajar la EC inicial, la planta pueda absorber los fertilizantes que vamos a aportarle y evitamos acumulación de sales. Para esto, hay dos opciones: 

    • Agua mineral embotellada

    El agua mineral embotellada suele tener una EC más baja. Sin embargo, las plantas toman bastante agua, por lo que la logística para tener siempre bidones disponibles para riego puede ser complicado. Además, es más plástico para el medioambiente.

    • Filtros de osmosis inversa

    Otra opción que usan algunos cultivadores, son los filtros de osmosis inversa, que purifican y quitan las sales del agua.

    Al usar agua embotellada o de osmosis, la EC será prácticamente 0. No tendrá las sales que suele traer el agua de la llave por lo que nos evitaremos un exceso, pero al no tener presencia de sales, necesitaremos añadir calcio y magnesio, de lo contrario se veremos carencias de estos micronutrientes. 

    Fertilizantes y EC

    Una vez tengamos el agua base óptima, podemos empezar a agregar los fertilizantes según recomienda el fabricante.

    Según la etapa de cultivo en la que estemos la planta necesitará más o menos alimento. Como te conté anteriormente, lo importante es ir ajustando según la respuesta que veamos en las plantas después de al fertilización. 

    Te pongo un ejemplo, actualmente estoy cultivando una planta que lleva tres semanas de floración. La suelo regar con 2 L y voy a usar 2 ml/L de fertilizante alto en nitrógeno y 2 ml/L de fertilizante de floración.

    Después de agregarlo y revolver bien, metí el medidor por unos segundos hasta que la medida se estabilizó.  En este caso, marcó 1536 μs/cm, que está dentro del rango, y es adecuada porque mis plantas están verdes y sanas.

    En cuanto a la frecuencia de fertilización, personalmente aplico fertilizantes en cada riego. Esto viene siendo 2 o 3 veces por semana. Hay quienes riegan de forma intercalada, una vez con fertilizante y la siguiente sólo con agua. Cada uno experimenta y ve qué le funciona mejor.

    Regular la EC, en caso de que la medida de EC no estuviera en el rango, es muy simple. Si nos pasamos y está muy, agregamos más agua, y si nos quedamos cortos añadimos más fertilizantes. 

    EC en el sustrato

    Aunque conocer y regular la EC en el agua de riego es importante, lo que necesitamos analizar cuando la planta está presentando problemas es la EC del sustrato.

    El sustrato es el que está en contacto directo con las raíces, y no necesariamente tendrá las misma medida de EC que el agua de riego. Pueden haber acumulación de sales en el fondo de la maceta por un mal drenaje. 

    Por eso dejemos analizar esta medida, para después intentar ajustarla a través del agua de riego.

    Hay dos formas de medir la EC del sustrato:

    • Una forma de hacerlo es sacar pequeñas muestras de sustrato de distintas partes de la maceta, agregar agua mineral hasta cubrir las muestras, revolver, dejar reposar 10 min y medir.
    • Otra opción más sencilla consiste en recolectar el agua que escurre de la maceta en una bandeja, para después medirla. 

    Una vez tengamos los resultados, vamos ajustando el agua de riego. Si la EC está muy alta, tendremos que regar con una EC baja, y viceversa.  

    ¿Es necesario medir la EC en el cultivo?

    Estoy seguro muchos estarán pensando, ''yo nunca he medido nada y he tenido cogollos grandes y bonitos''.

    Eso es totalmente posible, sobre todo en cultivos orgánicos porque en el suelo hay vida, microorganismos que crean un efecto buffer, o amortiguador. 

    Además, los nutrientes orgánicos son de liberación lenta por lo que si nos excedemos un día, no vamos a ver un deterioro de las plantas al día siguiente.

    En cultivos en tierra madre, directo al suelo, tampoco suelen haber problemas porque no se acumula como en una maceta, escurre al fondo de la tierra.

    Por tanto, conocer los parámetros como la EC, o también el pH, en este tipo de cultivos nos servirá para prevenir problemas o corregirlos, pero no es algo que debamos estar controlando regularmente. 

    En cultivos con fertilizantes minerales, por el contrario, sí es más importante llevar un control de la EC. Ahí existe microvida que amortigüe las fluctuaciones y además, son productos de disponibilidad directa. Si se nos caen 5 ml extra de fertilizante, podemos quemar las plantas en una tarde. 

    Si están teniendo problemas en tus plantas pero no sabes qué puede ser, te recomiendo leer este artículo con 5 pasos para diagnosticar tu planta

    Espero que esta información te sea útil,

    Un abrazo, Hasta la próxima.




    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


    Ver artículo completo

    Bitácora de cultivo: Dark Devil Auto XL
    Bitácora de cultivo: Dark Devil Auto XL

    2 Comentarios

    Cultivo de automática morada en interior. Fertilización, técnicas usadas, problemas que tuve y más.
    alt='' cogollo de marihuana con moho ''
    Hongo en plantas y cogollos: ¿cómo detectarlos y qué hacer?

    1 Comentario

    Todo lo que necesitas saber del moho en la marihuana: por qué aparece, cómo evitarlo y qué hacer si ya están contaminada.
    alt='' cogollos autofloreciente house of weed ''
    Todo sobre las plantas autoflorecientes

    4 Comentarios

    Cosecha lista en 3 meses. Te explico cómo cultivar de una planta de marihuana automática.