El cannabis cuenta con una larga lista de propiedades reconocidas por la comunidad médica y científica, y cada día surge más evidencia que demuestra su seguridad en comparación con otras sustancias utilizadas.

Sin embargo, pese a estas virtudes, no debemos asumir que se trata de una sustancia completamente inofensiva y libre de efectos adversos. 

A raíz de esta falsa creencia, muchos usuarios ignoran las consecuencias de un mal uso de esta planta y terminan desarrollando un consumo poco responsable, el cual de ser suspendido súbitamente puede producir un síndrome de abstinencia.

Tabla de contenidos:

Síndrome de abstinencia del Cannabis

Antes de abordar este tema es importante destacar que, si bien es cierto que el abandono súbito del consumo de cannabis puede generarnos un síndrome de abstinencia, este no se asemeja ni debería ser comparado con aquel que surge tras cesar el consumo de sustancias como el alcohol, el tabaco, los opioides o la cocaína.

Si quisiéramos compararlo, lo más apropiado sería hacerlo con el síndrome de abstinencia que aparece tras suspender abruptamente la ingesta de café.

El síndrome de abstinencia de cannabis se puede definir como el conjunto de síntomas físicos y psicológicos desencadenados por el abandono brusco del consumo en una persona habituada a su utilización.

Debemos saber que aun cuando todos los usuarios regulares de cannabis somos susceptibles a sufrir de este síndrome, la probabilidad de presentarlo dependerá de la frecuencia del consumo así como la dosis y potencia de la hierba utilizada, pudiendo aparecer entre un 35-75% de los usuarios regulares.

Por qué se produce y cuánto dura

Para poder entender porqué se producen los síntomas del síndrome de abstinencia imagina lo siguiente:

Nuestro cerebro cuenta con un gran número de receptores que se encargan de mediar los procesos de envío y recepción de información. Esto nos permite pensar, sentir, movernos, llevar a cabo actividades inconscientes e interpretar el espacio que nos rodea.

Supongamos que uno de estos receptores, el Receptor A, que regula el apetito usualmente es activado por una molécula, la Molécula B, 3 veces al día para hacernos sentir hambre y tomar la decisión de comer.

Ahora, si yo consumo de forma adicional y constantemente muchas moléculas B, mi cerebro aumentará el número de receptores A para poder interpretar la sensación de hambre y lograr adaptarse al mayor número de moléculas que lo están activando. Dd lo contrario sentiría hambre todo el día.

Sin embargo, si decido abandonar súbitamente las moléculas B, mi cerebro que ya cuenta con muchos receptores A y está acostumbrado a este grado de activación. 

Por lo tanto, quedará con muchos receptores A que no alcanzan a ser estimulados por las 3 moléculas B que produce nuestro cuerpo de forma normal, lo que se traduce en que no sentiremos adecuadamente hambre.

Precisamente esto es lo que sucede cuando nuestro sistema nervioso se ve expuesto constantemente a la activación de sus receptores por moléculas como el THC, la cafeína, la nicotina, entre otros.

En el caso del cannabis, se postula que los receptores implicados en este proceso son el receptor CB1 activado directamente por el THC y los receptores de dopamina, activados por la misma dopamina liberada al sentir placer y felicidad mientras usamos cannabis.

Afortunadamente, los receptores asociados al síndrome de abstinencia de cannabis tienen una vida corta y son recambiados natural y rápidamente por nuestro cuerpo.

Además, los cannabinoides tiene la capacidad de almacenarse en el tejido adiposo (grasa) de nuestro cuerpo, lo que nos dará una reserva para que el cambio no sea tan brusco.

Gracias a estos dos factores los síntomas asociados a la abstinencia de cannabis suelen aparecer hacia las primeras dos semanas de suspender el consumo y culminan usualmente al mes.

Si te interesa comprender mejor cómo los cannabinoides interactúan con nuestro organismo te invito a leer nuestro artículo sobre el sistema endocannabinoide.

Síntomas de abstinencia por Cannabis

Síntomas psicológicos:

  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Depresión
  • Disminución del apetito
  • Ansiedad

Síntomas físicos:

  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Sudoración

    Cómo evitar el síndrome de abstinencia

    El síndrome de abstinencia ocurre porque llevamos un consumo frecuente, por lo que la forma de evitarlo programar periodos de no-consumo cada cierto tiempo.

    Estos parones pueden ser de una dos días, una semana, un mes, dos o lo que sea.. cada uno lo determina según sus necesidades. 

    Al hacer estos parones, nuestro cuerpo se ''resetea'' y vuelve a los niveles normales. 

    Es cierto que una gran cantidad de usuarios dicen no notar ningún síntoma cuando dejan de consumir, incluso si lo hacen abruptamente. Sin embargo, a otros sí nos pasa y podemos evitarlo llevando un consumo responsable.

    Acá algunas recomendaciones generales:

    Previo al inicio:

    • Procura disminuir paulatinamente la frecuencia, las dosis y las concentraciones.
    • Modifica tu hábito de consumo, cambiando métodos, rutinas o escenarios a los que estés acostumbrado.
    • Deshazte de la hierba que tengas disponible en casa.
    • Coméntale a tus amigos o las personas con las que sueles utilizar cannabis que no consumirás por un tiempo.

    Durante el parón:

    • Mantente ocupado con nuevas actividades.
    • Haz ejercicio, esto hace que liberes cannabinoides endógenos (de tu cuerpo) que te ayudarán con los síntomas.
    • Aliméntate saludablemente con una dieta balanceada.
    • Ten una buena hidratación.
    • Intenta tener hábitos de sueño saludables, esto te ayudará con el insomnio que suele ser de los síntomas más desagradables.

    ¿Cuándo consultar con un médico?

    La gran mayoría de las personas que intentan disminuir o suspender su consumo de cannabis no tienen mayores inconvenientes para conseguirlo.

    Sin embargo, algunos usuarios pueden presentar dificultades para dejarlo, momento en el cual consultar con un profesional de la salud podría ser de utilidad.

    Si no logras soportar los síntomas de la abstinencia, sientes que inevitablemente volverás a consumir a pesar de no querer hacerlo o incluso si ya has tenido intentos fallidos previos de dejar el cannabis, es el momento de llamar a un psicólogo o médico de confianza.

    ¡No te alarmes!, no hay nada de qué avergonzarse.

    El acudir a un profesional de salud no se debe a que te convertiste para siempre en un adicto a la marihuana.

    Él o ella puede ofrecerte cierto tipo de medicamentos (como antidepresivos) y/o estrategias no farmacológicas (como psicoterapias) que te ayudarán a lograr disminuir tu consumo de cannabis y así conseguir tu objetivo.

    Es importante que no te automediques con fármacos como antidepresivos para aliviar los síntomas, ya que si bien algunos podrían ayudarte, otros pueden hacerlos empeorar.

    El síndrome de abstinencia de cannabis no es algo a lo que deberíamos temer pero sí conocer.

    De esta manera, al conocer sus manifestaciones, sus causas y las conductas que aumentan nuestro riesgo de padecerlo, podremos adoptar las medidas necesarias para prevenirlo o sobrellevarlo.

    Y mantener la tolerancia baja será la mejor estrategia para evitar desarrollarlo.

    Saludos, 

    Bibliografía:




    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


    Ver artículo completo

    La inhalación secreta: Cómo quedar high usando microdosis
    La inhalación secreta: Cómo quedar high usando microdosis

    Técnica que te permitirá convertir una calada en el efecto de 5-10
    alt='' Cannabis y neuronas ''
    ¿El cannabis daña el cerebro?

    ¿El consumo de cannabis realmente daña nuestro cerebro o es uno más de los mitos sobre esta planta?

    7 Tips para disminuir o eliminar tu consumo de Cannabis
    7 Tips para disminuir o eliminar tu consumo de Cannabis

    1 Comentario

    Consejos para lograr disminuir o dejar el consumo de Cannabis.